Trump acepta cerrar su fundación señalada de conducta ilegal

La fiscal general de Nueva York indicó que la fundación será disuelta y sus activos serán distribuidos entre otras obras de caridad.

Por AFP

El presidente estadounidense Donald Trump aceptó cerrar su fundación de caridad, la Trump Foundation, acusada de "persistente conducta ilegal", dijo este jueves la fiscal general de Nueva York, Barbara Underwood.

Underwood indicó que la fundación será disuelta y sus activos serán distribuidos entre otras obras de caridad. "Es una importante victoria para el estado de derecho, dejando en claro de que las normas son iguales para todos", afirmó la fiscal en un comunicado.

Underwood acusa a la Fundación Trump de ser un "escandaloso modelo de ilegalidad, incluyendo una coordinación ilegal con la campaña presidencial de Trump, reiterada y deliberada auto-gestión y mucho más".

"Esto es lo mismo que decir que la Fundación Trump funcionaba como un talonario de cheques al servicio de los intereses económicos y políticos del Sr. Trump", afirmó en el comunicado.

Underwood inició un proceso legal contra la Fundación Trump en junio, acusándola de "persistente conducta ilegal".

La demanda, que seguirá adelante a pesar de la decisión de disolver la entidad, reclama millones de dólares de indemnizaciones y multas, en tanto busca prohibir a Trump, a sus hijos Eric y Don Jr., y a su hija Ivanka, formar parte de consejos de otras organizaciones benéficas de Nueva York.

Retrato en club de golf

La demanda pintó un cuadro de mal uso durante años de los fondos de la fundación escasamente dotada de personal.

Los supuestos abusos incluyeron aportar dinero a una campaña política de Florida; promocionar los hoteles de la marca Trump; resolver una demanda en 2007 entre la ciudad de Palm Beach y el resort Mar-a-Lago de Trump; solucionar otra demanda de un golfista que participó en un evento de caridad patrocinado por Trump en 2012 y cubrir gastos personales, incluida la compra de un retrato que se exhibió en uno de sus clubes de golf.

Según la demanda, había tan poca supervisión de la fundación que su junta no se reúne desde 1999, pese a los requisitos legales para una reunión anual necesaria para revisar sus finanzas.

La demanda civil es uno de los muchos problemas legales que enfrenta Trump, cuya campaña electoral está siendo investigada por el fiscal especial Robert Mueller por una presunta colusión con Rusia.

La semana pasada, el exabogado personal de Trump, Michael Cohen, fue sentenciado a tres años de prisión por pagar dinero secreto a dos mujeres que afirmaban haber tenido relaciones con Trump, entre otros delitos.

En junio, Trump calificó la demanda de la fundación como un "caso ridículo" impulsada por "sórdidos demócratas de Nueva York" y se comprometió a combatirlo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo