EN IMÁGENES. 31 mil "chalecos amarillos" protestan en Francia; se reportan 700 detenidos

Las protestas en Francia surgieron por el incremento a los impuestos del combustible y ha generalizado su rechazo en contra del actual gobierno.

Por AFP

Unas 31,000 miembros de los "chalecos amarillos" manifestaban en Francia y más de 700 personas han sido detenidas este sábado, cuarto consecutivo de protestas de este colectivo antigobierno, señaló el secretario de Estado al Interior, Laurent Nuñez.

En París, donde se produjeron escaramuzas entre manifestantes y policías, se cuentan a media jornada 8,000 manifestantes y 575 detenidos, dijo Nuñez a la cadena France 2. Estas cifras son menos importantes que las de la semana pasada.

Entre los 575 detenidos en París, 361 están bajo detención preventiva, precisó la prefectura de policía de París.

"Estamos a media jornada, nos mantenemos muy prudentes, por el momento no ha habido incidentes graves", dijo Nuñez.

"Vamos a seguir muy concentrados en París y en provincia para enmarcar las manifestaciones y desactivar a los alborotadores, que como saben hay muchos en París", agregó.

La policía judicial arrestó durante la semana a "título preventivo" a varias personas, incluyendo algunas que cometieron desmanes el 1 de diciembre. También fueron detenidas personas que emitieron amenazas.

Protestas sociales contra el alza de combustible

Cerca de 90.000 policías están desplegados en toda Francia este sábado, un dispositivo excepcional para evitar manifestaciones violentas, como las que impactaron al mundo la semana pasada.

Además, por primera vez en más de una década, se veían en la capital vehículos blindados de la gendarmería, desplegados para proteger los edificios públicos y despejar las barricadas.

El movimiento de los "chalecos amarillos" surgió en zonas rurales y de clase trabajadora en varias provincias de Francia, con una primera jornada de protestas el 17 de noviembre para reclamar contra un aumento de los impuestos a los combustibles, pero en las últimas semanas se ha convertido en una protesta generalizada contra la política económica y social del gobierno del presidente Emmanuel Macron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo