PDH supervisa ventas de productos pirotécnicos

Se busca detectar la comercialización de productos prohibidos y constatar que los comerciantes estén implementando las medidas de seguridad básicas.

Por Edwin Bercián

Delegados de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) iniciaron este jueves con los operativos de supervisión en ventas de productos pirotécnicos. Las acciones se realizan en el marco de la implementación del plan Belén.

La Defensoría del Consumidor y Usuario y de las Personas Trabajadoras indicó que las verificaciones se llevan a cabo a nivel nacional y se mantendrán hasta el 31 de diciembre, con el objetivo de evitar incidentes durante las fiestas de fin de año.

Con una inspección en los puntos de venta ubicados en el parque Los Pinos, en la avenida Las Américas, se dio luz verde a los operativos. A estos se unieron inspectores de seguridad e higiene del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Se está verificando la protección a los derechos de la niñez, adolescencia y personas trabajadores, así como de consumidores y usuarios, explicó Fernando Trabanino, defensor del Consumidor y Usuario de la PDH.

Detalló que se busca detectar la comercialización de productos prohibidos, como los silbadores y canchinflines, así como constatar que los vendedores estén implementando las medidas de seguridad correspondientes.

Según el funcionario, se busca que los consumidores que se acercan a los puntos de venta tengan la seguridad en cuanto a su integridad y verificar que no haya menores de edad en los comercios.

Lee también: Fallece niño de 8 años, a quien le explotó una bomba de pirotecnia en el rostro

“Son operativos en donde también se supervisará la institucionalidad, es decir que las autoridades que integran el plan Belén cumplan con los recorridos y verifiquen las condiciones de seguridad en los distintos sectores”, agregó Trabanino.

Por aparte, el defensor recomendó a los padres de familia supervisar a sus hijos cuando utilicen fuegos artificiales para evitar cualquier hecho lamentable relacionado con el mal manejo de estos productos.

PDH supervisa ventas de productos pirotécnicos Foto: Edwin Bercián

 

Recomendaciones

María Colindres, inspectora del IGSS, dijo que se visita cada uno de los quioscos donde se comercializan fuegos artificiales para verificar que se estén cumpliendo las medidas de seguridad básicas.

Se observa la disponibilidad de extintores, baldes con agua y arena y que se cuenta con conexiones eléctricas en buen estado.

También se hacen las visitas para dar a conocer a los vendedores las recomendaciones necesarias para no poner en riego su seguridad y la de los compradores, y colocar afiches con información sobre medidas de prevención.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo