“Haciendo la cama de Trump” Victorina Morales, la guatemalteca empleada del presidente de EE. UU.

Dejó Guatemala en 1999 y empezó a trabajar en un club de golf de Trump en 2013. Aunque se encarga de los aseos de la habitación del presidente estadounidense, y recibió un pin muy especial, continúa indocumentada.

Por Publinews

El periódico New York Times destacó la historia de una guatemalteca que vive en Estados Unidos “sin papeles”, quien es la encargada desde hace cinco años de hacer la cama del presidente Donald Trump, limpiar su baño y desempolvar sus trofeos de golf.

Gracias a su sobresaliente desempeño, en julio pasado recibió un certificado con su nombre por parte de la agencia de comunicación de la Casa Blanca.

Morales explicó que se dedicaba a cultivar maíz en Guatemala y que ingresó de manera ilegal por la frontera del suroeste.

Además, reveló que ella no es la única indocumentada que trabajar en el club de Trump. Lo cual contradice la versión del mandatario estadounidense, quien indicó que en su hotel instaló un sistema electrónico de verificación para asegurarse que solamente fueran contratadas personas con títulos legales.

No tenemos a ningún inmigrante ilegal empleado”, expresó Trump durante su campaña electoral.

Morales no tuvo acceso a la educación en Guatemala, cuenta tan solo con dos años de formación. Cruzó la frontera sin hablar inglés. $

“Nunca imaginé, como inmigrante, que podría estar tan cerca de personas así de importantes”, expresó Morales al indicar que ha presenciado audiencias de Trump con altos funcionarios.

Morales dijo a The New York Times que se ha sentido ofendida por los comentarios públicos de Trump en contra de los inmigrantes y sus constantes comparaciones con la criminalidad que hay en el país. Además, señaló que aunque teme que ahora sea despedida, su abogado, Anibal Romero, ha aplicado para protección de asilo y analiza una demanda por abuso y discriminación.

Morales explicó a su entrevistador que ella compró sus papeles, con los que ha trabajado. Cuando fue entrevistada para trabajar en el hotel, aseguró que le indicó a la empleadora que no tenía “papeles buenos” por lo que le dijo que se presentara a trabajar con los que usaba en el golf.

La guatemalteca explica que Trump es muy meticuloso con sus cosas. Toda la ropa de Trump, su esposa Melania, y su hijo, Barron, se lava con un detergente especial en una pequeña y separada lavadora.

Recordó un momento estresante en el que Trump se le acercó y le pidió que la acompañara mientras él revisaba los bordes de los marcos en la pared y muebles para confirmar que estaban limpios.

“Hiciste un gran trabajo”, le dijo el presidente y le dio una propina de 100 dólares.

También relató otra ocasión en la que Trump la ayudó a limpiar la parte superior de una ventana, la cual ella no alcanzaba. En ese momento, él le preguntó su nombre y de dónde es.

“Los guatemaltecos son personas muy trabajadoras”, le dijo el magnate y le entregó una propina de US$50.

Luego de que le pidieran una vez más que comprara nuevos papeles porque los anteriores ya no son útiles, Morales aseguró que no espera que Trump no sepa que ella está ilegal, ya que no habla inglés ¿Cómo no va a imaginárselo?

“I ask myself, is it possible that this señor thinks we have papers? He knows we don’t speak English,” Ms. Morales said. “Why wouldn’t he figure it out?”, dijo Victorina.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo