López Obrador dirige su primer discurso como presidente de México

Andrés Manuel López Obrador se dirigió al pueblo de México en el Zócalo, luego de una emotiva ceremonia indígena.

Por Yuly Pérez

El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador manifestó su agradecimiento y compromiso con los ciudadanos durante su primer discurso en el Zócalo.

Rodeado de miles de mexicanos y del humo del copal, el nuevo gobernante recibió el bastón de mando por parte de los Pueblos Originarios, quienes también realizaron un ritual de purificación.

Andrés Manuel López Obrador AFP

López Obrador subrayó tres compromisos básicos de su gobierno que fueron: “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo de México”. Y aseguró que durante su periodo no faltará la comunicación directa con los mexicanos.

"Ya no me pertenezco, le pertenezco al pueblo de México", expresó en su discurso.

 

El nuevo gobernante, de 65 años, ofrece un nuevo estilo de hacer política, luego de luchar durante una década para conseguir la banda presidencial.

Juramento

Poco antes del mediodía del sábado, López Obrador juró lograr cambios profundos en una sociedad que en los últimos años ha padecido de violencia y corrupción creciente.

“Hoy no sólo inicia un nuevo gobierno, hoy inicia un cambio de régimen político”, dijo desde la tribuna de la Cámara de Diputados, el presidente mexicano.

En cuanto a economía, López Obrador ofreció construir más refinerías de petróleo estatales y animó a los mexicanos a “no comprar en el extranjero (…) vamos a producir en México lo que consumimos”.

 

“Propongo al pueblo de México que pongamos un punto final a esta horrible historia y mejor empecemos de nuevo. En otras palabras, que no haya persecución a los funcionarios del pasado y que las autoridades encargadas desahoguen en absoluta libertad los asuntos pendientes", indicó el presidente.

Esta posición, así como la de perpetuar la permanencia del ejército en las calles aunque reconvertidos en una Guardia Nacional, le ha valido desde hace semanas diversas críticas, ya que la inseguridad y la violencia es una de las mayores preocupaciones de los mexicanos.

 

“Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes”, dijo. “Ésa es la causa principal de la desigualdad económica y social, y también de la inseguridad y de la violencia que padecemos”.

*Con información de AP y AFP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo