Científico que anunció bebés genéticamente modificados suspende sus ensayos

He Jiankui, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, anunció el miércoles una “pausa” en sus ensayos clínicos, tras la polémica mundial desatada por su anuncio.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El científico chino, He Jiankui, quien esta semana generó polémica al revelar que había ayudado a crear los primeros bebés genéticamente modificados, confirmó el miércoles que suspenderá sus ensayos ante la ola de indignación surgida a raíz de su anuncio.

En una conferencia médica celebrada este miércoles en Hong Kong, el especialista reiteró que había permitido el nacimiento de gemelas, cuyo ADN fue modificado para hacerlas resistentes al virus del sida.

También aclaró que ocho parejas (formadas por un padre seropositivo y una madre seronegativa) se habían declarado voluntarias para el ensayo, pero que una de ellas se había retirado.

Pido disculpas porque el resultado se filtró de manera inesperada”, aseguró He Jiankui, en referencia a los vídeos publicados el domingo en YouTube, en los que anunció el nacimiento de las gemelas llamadas Lulu y Nana.

Hay una pausa en los ensayos clínicos debido a la actual situación”.

En la comunidad científica, muchos investigadores calificaron el acto de “locura” y denunciaron la falta de verificación independiente o el hecho de haber expuesto a embriones sanos a modificaciones genéticas.

Un paso atrás

Ciertos expertos consideran que las modificaciones genéticas podrían generar mutaciones no deseadas en zonas diferentes a las que han sido tratadas.

He Jiankui, quien también dirige un laboratorio en Shenzhen, defendió su trabajo en la tribuna y dijo que los padres, voluntarios, eran perfectamente conscientes de los riesgos de “efectos secundarios” y “decidieron la implantación”.

Afirmó, además, que la Universidad de Ciencias y Tecnologías de China, a la que pertenece, “no estaba al corriente del ensayo”.

He Jiankui He Jiankui. Foto: AP

Previamente, desde el propio centro habían tomado distancias con el investigador, afirmando estar “profundamente impactados” y asegurando que He Jiankui estaba de baja y sin derecho a sueldo desde febrero.

Los organizadores de la conferencia también dijeron que no tenían conocimiento de las investigaciones de He.

El moderador de la mesa redonda, Robin Lovell-Badge, opinó por su parte que este ensayo suponía “un paso atrás” para la comunidad científica.

Es un ejemplo de enfoque que no ha sido suficientemente prudente y proporcionado”.

Sin embargo, es obvio que se trata de algo histórico. Estos dos bebés serían los dos primeros en ser genéticamente modificados. Es un momento capital de la historia”, agregó Lovell-Badge.

El presidente de la conferencia, el biólogo David Baltimore, un premio Nobel, denunció la “carencia de autorregulación de la comunidad científica debido a la falta de transparencia”.

China quiere convertirse en líder de la investigación genética y de la clonación, pero las zonas grises de la legislación del país han permitido experimentos, a veces, controvertidos.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo