Facilitan trámites a padres de un mismo sexo en EE. UU. para tener derechos sobre un recién nacido

El que hubiera una casilla para hombre y mujer en el formulario del hospital complicaba a una de las madres a tener los derechos sobre el bebé, si algo le pasaba a su pareja.

Por AP

Cuando la compañera de Sara Watson quedó embarazada con el hijo de ambas a través de una fertilización in vitro, ambas no cabían de felicidad.

No estaban casadas, de modo que Watson no tenía derechos legales como madre de Eli a pesar de que se usaron sus óvulos para concebir al muchacho con esperma donada. Si pasaba lo peor, se preguntó Watson, ¿podría ella llevarse al niño del hospital?

“Existía la posibilidad de que si algo le pasaba a Anna, mi hijo podía terminar en un hogar de crianza sin que yo haya hecho nada malo”, comentó Watson desde su casa en Narragansett, Rhode Island.

Tres años después de que la Corte Suprema diese a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse, anticuadas leyes estatales plantean serios obstáculo a muchas parejas LGBTQ que inician una familia, según abogados.

Pero las cosas están empezando a cambiar en Estados Unidos. Un simple formulario del hospital que no era ofrecido a las parejas del mismo sexo porque había que marcar las casillas “madre” y “padre” tiene ahora géneros neutrales en algunos estados. Esto quiere decir que en Massachusetts, Vermont y Nevada –y pronto en California y el estado de Washington– esas parejas pueden asegurarse fácilmente sus derechos como padres sin tener que gastar miles de dólares para adoptar a sus hijos.

“Los chicos tienen que estar atados a sus padres y ahora no lo están”, afirmó Patience Crozier, abogada de GLBTQ Legal Advocates & Defenders. "Algunos estados sí lo están haciendo y eso es algo increíblemente fuerte. Hay que seguir avanzando en esa dirección”.

Desde el fallo que legalizó el matrimonio gay en el 2015, las parejas del mismo sexo han ganado algunas importantes batallas legales en relación con los derechos de los padres, como cuando un alto tribunal ordenó a Arkansas que incluya los nombres de los dos padres del mismo sexo en los certificados de nacimiento el año pasado.

Pero el que haya diferentes leyes en cada estado implica que las parejas de un mismo sexo que no concibieron a sus hijos pueden ser los padres legales en su casa, pero extraños si salen del estado, según abogados. Y la situación se complica más todavía en los casos de parejas LGBTQ que no están casadas y que tienen hijos.

Todo esto pasó a la historia en los estados que ofrecen a las parejas de un mismo sexo el formulario de hospital que desde hace mucho tiempo está disponible para las parejas heterosexuales que no están casadas y que permite establecer quiénes son los padres.

“Toda persona que da a luz puede firmarlos gratis. Debería tener la fuerza de una orden judicial en todos los estados. Esto va a tener un enorme impacto en el reconocimiento de los padres en el futuro”, pronosticó Sakimura.

En Rhode Island, que no ha actualizado sus leyes, Watson y su pareja, Anna Borman, no pudieron firmar el formulario cuando Borman dio a luz en el 2016 porque Watson no era un hombre.

Hasta que Watson completó el trámite de adopción de Eli ocho meses después, ella no tenía derechos legales sobre el muchacho. Watson podía incluirlo en su seguro de vida y necesitaba una aprobación escrita de Borman tan solo para recogerlo en al jardín de infantes, según dijo.

“No puedo expresar los denigrante que ha sido todo este proceso”, declaró Borman.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo