Cuba corta acuerdo médico con Brasil, Bolsonaro ofrece asilo

Desde Brasilia, Bolsonaro respondió a la medida cubana asegurando que dará asilo a los galenos que así lo deseen.

Por Esvin Lopez

Cuba suspendió el miércoles un programa que envía miles de médicos a Brasil para apoyar a los grupos más vulnerables en ese país sudamericano en reacción a las críticas del presidente electo Jair Bolsonaro al convenio de cooperación con la isla caribeña.

Desde Brasilia, Bolsonaro respondió a la medida cubana asegurando que dará asilo a los galenos que así lo deseen.

El programa fue iniciado hace cinco años bajo el auspicio y la coordinación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y para Cuba significa el ingreso de millones de dólares por los servicios prestados.

“Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos”, expresó el Ministerio de Salud de Cuba en un comunicado, al tiempo que lamentó que el mandatario electo pusiera en entredicho la preparación de los doctores y condicionara “su permanencia en el programa a la reválida del título y cómo única vía la contratación individual”.

“No es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos”, agregó la nota de la dependencia oficial.

El comunicado aseguró que Cuba “no continuará” con el programa, pero no ofreció detalles sobre si retirará en lo inmediato a sus especialistas o en qué plazo se irán.

Bolsonaro, quien asumirá el poder oficialmente el 1 de enero, dijo que el programa se interrumpió porque Cuba no aceptó las pautas fijadas por el nuevo gobierno brasileño, y ofreció refugio a los doctores.

"Tenemos que dar asilo a las personas que lo quieran”, manifestó el presidente electo durante una conferencia de prensa el miércoles tras conocerse la decisión de la isla de retirarse. “El cubano que quiera pedir asilo aquí, lo tendrá". También publicó comentarios en Twitter.

“Condicionamos la continuidad a la aplicación de un test de capacidad, salario total a los profesionales cubanos _hoy en su mayor parte destinado a la dictadura_, y a la libertad para que traigan a sus familias”, escribió Bolsonaro en Twitter el miércoles. “Infelizmente, Cuba no aceptó”.

En declaraciones a principios de noviembre, el mandatario electo cuestionó la calidad profesional de los médicos, llamó a las galenas isleñas “mujeres vestidas de blanco” y calificó al gobierno de la isla de dictadura.

Durante la campaña electoral también había prometido “expulsar” a los médicos cubanos basándose en el examen de revalidación de diplomas obtenidos en el exterior. Advirtió asimismo que, si ganaba el Partido de los Trabajadores, Brasil giraría hacia el comunismo y se convertiría en una especie de Venezuela.

El presidente electo es un ex-militar de derecha que suele hablar positivamente de la dictadura brasileña (1964 a 1985), e incluso menciona que los uniformados deberían haber matado a más gente. También ha efectuado comentarios de discriminación hacia las mujeres y de tipo racista.

Cuba tiene convenios de envío de médicos y otros profesionales a 67 países para atender programas sociales en sectores marginados o en pobreza extrema donde no suelen ir los expertos de las propias naciones.

Aunque muchos de esos planes de apoyo fueron financiados por La Habana, algunos de estos programas son uno de los principales rubros de ingresos para la economía de la isla.

Venezuela, naciones africanas como Angola u otras del Caribe, y hasta ahora Brasil estaban entre sus principales destinos.

“Por ningún dinero del mundo, ni condiciones materiales, nosotros vamos a renunciar a la dignidad”, dijo la viceministra de Salud, Marcia Cobas, en un programa especial en la televisión cubana, y manifestó que los médicos regresarán a la isla y podrían ser designados a otras misiones en otros países.

Las normas estipuladas por Cuba en sus misiones internacionales establecen que los gobiernos pagan directamente a la administración isleña _aunque en este caso se realiza a través de la OPS_, que se queda con un porcentaje antes de depositarles el sueldo a los galenos de manera individual.

Según el ministerio de Salud de Brasil, los médicos cubanos reciben un salario de 3.100 dólares mensuales, y los municipios en que laboran se encargan de proporcionarles vivienda y alimentación. Versiones no oficiales señalaron que los galenos reciben el 30%.

Actualmente unos 8.300 especialistas cubanos se desempeñan en Brasil.

Desde que se abrió el programa Más Médicos en agosto de 2013 bajo el mandato de la entonces presidenta Dilma Rousseff, cerca de 20.000 colaboradores cubanos prestaron servicios en Brasil, atendiendo a 113 millones de pacientes en más de 3.000 municipios y unas 700 alcaldías que por primera vez contaron con un especialista en su territorio, informó el Ministerio.

La OPS calificó a Más Médicos _que se renueva cada tres años y debería concluir este ciclo en 2019_ de “importante y exitoso programa de cooperación Sur-Sur”.

“Los profesionales médicos cubanos no solo se orientan hacia el diagnóstico y tratamiento de dolencias, sino a la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad”, expresó un reporte de la OPS.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo