Se incrementa actividad del volcán de Fuego

Autoridades del Insivumeh no descartan que se pueda generar una nueva erupción.

Por Nancy Alvarez

El volcán de Fuego reporta incremento en su actividad este viernes, según lo informó el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

Por medio de un boletín, la entidad detalló que las explosiones aumentaron en número y energía. Son de características moderadas y fuertes y generan retumbos (sonidos como de locomotora de tren).

Además, el coloso está expulsando columnas de ceniza de 4 mil 800 metros sobre el nivel del mar, las cuales se dispersan al oeste y suroeste, a una distancia de 15 kilómetros.

Constantes avalanchas en las barrancas Ceniza, Taniluya y Santa Teresa, también son parte de la actividad de este día. Al igual que flujo de lava de 300 metros de longitud con dirección a la barranca Ceniza.

“Existe la probabilidad de producir otros flujos de lava e incrementar aún más la actividad y generar una nueva erupción”, detalla el documento.

Caída de ceniza

Los retumbos del volcán generan ondas de choque que hacen vibrar techos y ventanas de casas ubicadas en las aldeas del flanco oeste, sur y suroeste, según el Insivumeh.

Asimismo, hasta el momento se reporta la caída de ceniza en diferentes comunidades aledañas, incluidas las de aldeas:

  • Sangre de Cristo
  • Santa Sofía
  • Yucales
  • Panimache
  • Morelia

Recomendaciones

El Insivumeh instó a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) a implementar el estado de alerta que considere necesario y matenerse pendiente de la evolución de la actividad del volcán.

Mientras tanto, recomendó a la Dirección General de Aeronáutica Civil tomar las precauciones con el tráfico aéreo, debido a la presencia de ceniza dispersa.

El volcán de Fuego ha presentado tres erupciones durante el año. La primera en febrero, la segunda en junio y la más reciente en octubre.

El 3 de junio la actividad generó el descenso de flujos piroclásticos y columnas de ceniza del coloso, por lo que comunidades de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez se vieron afectadas, algunas quedaron completamente soterradas. Por esta tragedia murieron al menos 188 personas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo