“Hoy son hondureños, mañana serán guatemaltecos o salvadoreños”, señalan analistas sobre caravana de migrantes

El expresidente de la Comisión del Migrante del Congreso dio a conocer cifras alarmantes acerca de los guatemaltecos que salen del país a diario para buscar el “sueño americano”.

Este jueves en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se realizó un análisis sobre la crisis humanitaria que viven los migrantes hondureños que viajan hacia Estados Unidos, así como las advertencias que ha hecho el presidente de la nación norteamericana, Donald Trump.

Miles de personas se encuentran atravesando el territorio guatemalteco para llegar a México y posteriormente a EE.UU. Según sus testimonios, huyen de su país por la violencia, pobreza y desempleo y pretenden alcanzar el denominado “sueño americano”.

Pedro Pablo Solares, consultor de Puente Norte; Úrsula Roldan, directora del Instituto sobre Dinámicas Globales y Territoriales de la Universidad Rafael Landívar (URL); y el diputado Jean Paul Briere, expresidente de la Comisión del Migrante del Congreso, participaron como invitados.

Coincidieron en que el tema de la migración debe ser tratado de forma seria, integral y con la participación de autoridades de los países de Guatemala, Honduras, El Salvador, México y Estados Unidos. Añadieron que si no se dan cambios en beneficio de la población centroamericana esta caravana de migrantes hondureños será la primera de muchas más que podrían surgir.

Solares dijo que más que ser una marcha contra la corrupción, también lo es contra lo que es calificado como un país absolutamente fallido, un lugar que no vale la pena creer en él, lleno de desesperanza, “donde los políticos sobran, pero que día a día en cada pueblo y municipio suceden tragedias enormes”.

El consultor definió la caravana como una “fila humana” que muestra lo que en realidad sucede todos los días, y no solo con los hondureños, sino también con los guatemaltecos y salvadoreños, que buscan mejorar su futuro buscando llegar a Norteamérica, no importando los riesgos que esto implique.

Esquipultecos se solidarizan con migrantes hondureños

En ese sentido, Briere dio a conocer cifras alarmantes sobre la migración irregular de guatemaltecos. “Se estima que son 150 mil guatemaltecos los que migran cada año, eso significa que 410 guatemaltecos salen todos los días hacia Estados Unidos”, señaló.

A eso añadió que se calcula que por medio de acciones de corrupción en Guatemala se pierden entre Q10 mil millones y Q12 mil millones al año. Mientras que el contrabando aduanero no permite que entre a las arcas del Estado unos Q6 mil millones.

“Es un promedio de Q15 mil millones que se pierden, ¿qué no se podría hacer en el Estado con esto?”, dijo, y puso como ejemplo la construcción de escuelas, acciones de seguridad, y prestación de servicios básicos para las personas.

Los hondureños que ya han logrado movilizarse por cientos de kilómetros y cada vez están más cerca de cruzar a México dan testimonios dolorosos de las razones que los motivaron a dejar su tierra natal.

Violencia, pobreza, desempleo, corrupción y reunificación familiar, son las que principalmente recogen las diferentes historias. Sin embargo, se ha mencionado que detrás de la caravana podrían estar los opositores políticos del Gobierno de Honduras.

Roldán consideró que no se debe criminalizar a quien tiene una iniciativa para organizarse y buscar soluciones a la precaria situación de la población.

“Las familias dicen que escucharon por radio que la caravana venía, tomaron sus maletas y se unieron a ella. El que haya mujeres sin zapatos adecuados para caminar, denota que no se planificó con antelación, eso dice mucho de la desesperación de las personas”, manifestó.

“Dejaron a sus familias y su sueño es tener alimentación, trabajo y ayudar a sus familias que quedaron en Honduras. Nadie manipula a 3 mil o 6 mil familias, y cuando se les escucha y se les ve el ímpetu con el que caminan e incluso rompen las barreras de un discurso tan fuerte como el de Trump”, se observa la naturalidad de sus acciones, opinó la directora del Instituto de la URL.

Hondureño perdió sus pies en “la Bestia” y vuelve a intentar llegar al sueño americano

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este jueves con cerrar la frontera con México para impedir el paso de una caravana de migrantes hondureños que buscan entrar a Estados Unidos.

“Debo, en los términos más firmes, pedir a México que detenga este avance, y si no logra hacerlo, llamaré a los militares y CERRARÉ NUESTRA FRONTERA SUR!”, tuiteó el mandatario.

Además, el martes escribió en su cuenta en la red social: “Hoy le informamos a los países de Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos, o terceros, que crucen sus fronteras y lleguen a Estados Unidos, con la intención de entrar ilegalmente al país, ¡todos los pagos hacia ellos se TERMINAN (FIN)!”.

Acerca de ello, el diputado Briere señaló que desde que Trump era candidato dijo que el tema migratorio no existiría en su Gobierno y ha sido consecuente en sus acciones. “Los tuits que ha puesto son fuertes”.

Mientras que Solares añadió que Trump en sus tuits ha sido bastante irresponsable, no ha manejado la información correcta y su visión política es bastante cuestionable. Sus menajes pueden verse a la luz de las elecciones, pues se está a tres semanas de las legislativas en EE.UU., y quizá podría verse favorecido políticamente porque hay persones que apoyan su postura.

Trump arremete contra los presidentes de Guatemala, Honduras y El Salvador por tema de migrantes hondureños

Reforzar acciones conjuntas

El consultor de Puente Norte indicó que esta “fila humana” que atraviesa Guatemala puede ser la primera de muchas otras en el futuro, por lo que es un reto de la región buscar soluciones para este tema, que se basen en garantizar el desarrollo y bienestar de las personas en sus propios países.

En ello coincidió Roldán, quien expuso que “hoy son hondureños, mañana serán guatemaltecos o salvadoreños”.

En ese sentido, consideró que la gran alternativa es que la región se siente a verdaderamente hacer un plan de desarrollo y que este sea inclusivo con las políticas norteamericanas. En este proceso deben participar actores económicos, sociales y políticos, resaltó.

Añadió que el futuro a corto plazo de quienes integran la caravana de migrantes es incierto, y quizá podría ser que México reciba gran cantidad de centroamericanos que estén pidiendo asilo.

Briere se refirió a que los esfuerzos deben ser grandes de parte de las autoridades, pues el tráfico de personas se ha convertido en un tipo de negocio bastante consolidado, pues se estima que las estructuras dedicadas a este ilícito perciben al menos 500 millones de dólares al año.

“No hay empresa centroamericana que produzca tanto. El coyotaje sin duda es un negocio. Pasar por Guatemala es sumamente fácil, el recorrido por México se ha complicado porque las rutas para migrantes ha sido tomado por estructuras criminales que obligan a las personas a traficar drogas y armas”, puntualizó el legislador.

Cancilleres del Triángulo Norte de Centroamérica buscan estrategias para contener migración

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.