¿Una maldición para Guatemala? Diputados argumentan prohibición de ingreso a Marduk

“No voy a permitir que un grupo de esta categoría venga a traer maldición para Guatemala”, dijo uno de los legisladores.

Por Publinews

Luego de que ayer el Congreso decidió por mayoría pedir al Ministerio de Cultura que se prohíba el ingreso de la banda sueca de black metal Marduk a Guatemala, la cual ofrecería un concierto en octubre en el país, se generaron diferentes opiniones de parte de los diputados.

En el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se conversó con los legisladores Marcos Yax, del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación); y Amílcar Pop, de Winaq.

Uno de los puntos principales que se abordó durante la entrevista fue la razón por la cual se decidió dedicarle el tiempo de actividad parlamentaria a discutir este tema.

Yax dijo que se invirtió una hora y media en una discusión que pudo durar lo más 20 minutos. “Hay temas de suma importancia; sin embargo, este tema de Marduk no deja de ser importante para los guatemaltecos. Yo tampoco voy a permitir que un grupo de esta categoría venga a traer maldición para Guatemala”, expresó.

Como ejemplo, citando a uno de sus colegas ayer en la discusión, Yax manifestó que un país musulmán, por mucha democracia o libertad de expresión que exista, no podría permitir que uno de estos grupos ingrese a su país. “Garantizó que no lo haría y ni siquiera se atreverían a pedir una autorización para hacer un concierto”.

“Yo creo que cualquier país del mundo no permitiría que vinieran a insultar nuestro credo. Considero que sí fue necesaria la discusión ayer, reconozco que hay temas importantes como la reactivación de la pena de muerte a Guatemala y ver el tema de la ley Electoral y de Partidos Políticos, pero este es un tema importante y fundamental porque se está promoviendo el insulto a nuestro credo”, añadió el diputado.

Por su parte, Pop resaltó que se tienen muchos problemas en el país y pareciera que se están evadiendo al dedicar una jornada legislativa a discutir sobre una banda. A su criterio, eso se pudo haber resuelto por medio de una queja o proceso de fiscalización de cualquier diputado en las oficinas de la municipalidad que autoriza este tipo de eventos o la oficina de Espectáculos del Ministerio de Cultura, u otras vías.

“Elevarlo a un debate del parlamento guatemalteco me parece verdaderamente incensario e improcedente porque hay muchos temas que urgen, estamos en una crisis muy fuerte en el país”, resaltó.

¿Congreso se excedió?

El diputado de FCN-Nación reiteró que este tema es de suma importancia por el número de cristianos que viven en Guatemala y fuera de sus fronteras. Y cuestionó cómo es posible que en un país en donde aproximadamente el 90% de la población es cristiana evangélicos y católicos se vaya a permitir que pueda ingresar una banda de esa naturaleza.

“En la Constitución nosotros iniciamos invocando el nombre de Dios y reconocemos a la familia como génesis primaria y fundamental de los valores espirituales y morales de nuestra sociedad, entonces no es tanto lo que ellos (Marduk) están representando, pues está el derecho de expresión y la libertad, pero no podemos permitir que en un país como en Guatemala vengan a insultarnos”, puntualizó el legislador.

En cuanto a que se ha mencionado que esta banda ya se presentó en dos ocasiones anteriores en el país, Yax dijo que hace 10 o 15 años el contexto era diferente y hoy se tiene la posibilidad de tener las redes sociales y el acceso para traducir del inglés al español.

“Buscar a Marduk y la traducción de sus canciones, que son una ofensa para la Virgen María, el Señor Jesús, para Dios”. “Hoy por lo menos ya lo entendemos, lo comprendemos o podemos consultar. Yo creo que cualquier persona tiene derecho a expresión, pero no a insultar”, añadió.

Pop se mostró preocupado por el precedente constitucional y jurídico sentó el Legislativo. “Yo puedo estar en contra de este grupo, pero jurídicamente el Congreso se excedió en el contenido del punto resolutivo”, aseguró.

Aseguró que de hecho él no conocía a esta agrupación, y consideró que los diputados que presentaron la moción lo que lograron fue hacerla más famosa en el país.

En su opinión, el Congreso pudo haberse pronunciado en rechazo a temas generales como la xenofobia, el fascismo o el odio religioso, contenidos en las canciones, pero ordenar que no se ingrese al país a determinadas personas y grupo con nombre, eso solo lo tiene la función jurisdiccional y el precedente es grave.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo