Maduro acusa a diplomáticos de Chile, Colombia y México de apoyar atentado

"Hoy tenemos elementos de convicción de la participación de diplomáticos de Chile, Colombia y México en la protección de estos sectores que ejecutaron el acto terrorista", aseguró Maduro en cadena de radio y televisión.

Por AFP

El gobierno de Venezuela tiene "elementos de convicción" del apoyo de diplomáticos de Chile, Colombia y México a la fallida fuga de uno de los acusados de un presunto atentado contra el presidente Nicolás Maduro, dijo este lunes el mandatario.

"Hoy tenemos elementos de convicción de la participación de diplomáticos de Chile, Colombia y México en la protección de estos sectores que ejecutaron el acto terrorista", aseguró Maduro en cadena de radio y televisión.

El gobernante señaló que pedirá a Naciones Unidas "nombrar una comisión internacional para una investigación independiente".

Las cancillerías de los tres países señalados habían rechazado el domingo cualquier vínculo de su personal diplomático con responsables de la explosión de dos drones, el pasado 4 de agosto, durante un desfile militar que encabezaba Maduro en el centro de Caracas.

Reaccionaron así a la difusión de un video por parte del ministro venezolano de Comunicación, Jorge Rodríguez, en el que un hombre detenido la madrugada del sábado, Henryberth Rivas, aseguraba que funcionarios de sus embajadas estaban involucrados en un plan fallido para su fuga.

"La respuesta de los gobiernos de derecha de México, Colombia y Chile fue la misma: huir hacia adelante, huir difamando (…). Jorge Rodríguez lo que pidió fue que esclareciera el asunto", afirmó Maduro.

El presidente presentó un nuevo video en el que una mujer arrestada por esconder en su casa a Rivas, Ángela Expósito, sostiene que militares de inteligencia y contrainteligencia de Colombia respaldaban el ataque.

"Ocultar vínculos"

Más temprano, en un comunicado, el gobierno venezolano dijo que, en lugar de "aspavientos", esperaba la "coherente y transparente colaboración" de Chile, Colombia y México "a fin de conducir las necesarias investigaciones de sus instituciones".

"La reacción de negación a priori (…) lleva a prefigurar total desinterés hacia cualquier investigación objetiva con el propósito de ocultar vínculos y responsabilidades", denunció la Cancillería.

Chile envió este lunes una nota de protesta al encargado de negocios de la embajada venezolana en Santiago en rechazo a los señalamientos, informó el canciller Roberto Ampuero, quien los atribuyó a "maniobras que buscan distraer la atención de la gravísima crisis humanitaria que enfrenta" el país petrolero.

México también citó este lunes a la embajadora de Venezuela en ese país, María Lourdes Urbaneja, para entregarle una nota que expresa "enérgico rechazo" a esas acusaciones; mientras que Colombia aseveró que las mismas "carecen de todo fundamento".

Según la confesión de Rivas, una mujer prófuga de la justicia por el caso de los drones lo instruyó  para que contactara a un diplomático chileno en su domicilio y coordinará con él la huida, con la supuesta complicidad de funcionarios colombianos y mexicanos.

Pero de acuerdo con el video, personal de la residencia le informó a Rivas que el funcionario, quien no ha sido identificado, estaba enfermo y fuera de Venezuela.

"Ninguna de estas aseveraciones las está haciendo el gobierno de Venezuela. El gobierno de Venezuela lo que pide es que aclaren si eso es cierto y que investiguen", insistió Rodríguez este lunes.

El ministro había adelantado la víspera que el canciller Jorge Arreaza citaría a los representantes de los tres países en Caracas. "No hay inmunidad diplomática en el caso de encubrimiento de terroristas", advirtió entonces.

Para el canciller de Chile, los señalamientos suponen "poner en riesgo la integridad y seguridad" de sus diplomáticos.

No a extradición

Maduro ratificó este lunes su pedido a Colombia, Estados Unidos y, ahora, a España de extraditar a acusados como autores intelectuales y financistas del ataque con drones con C4 y metralla.

Entre los solicitados se encuentra el diputado Julio Borges, expresidente del Parlamento de mayoría opositora, exiliado en Bogotá, quien califica el atentado como una "farsa" para perseguir a adversarios del gobierno socialista.

El presidente de Colombia, Iván Duque, descartó este lunes en la sede de Naciones Unidas extraditar al parlamentario.

"No vamos a extraditar a un perseguido político para que una dictadura abuse de sus derechos humanos", dijo a periodistas Duque, quien anunció que en su discurso del próximo miércoles ante la Asamblea General de la ONU pedirá mayores sanciones contra Caracas para construir un "cerco diplomático" que fuerce una transición política.

Hasta el momento, según cifras oficiales, 28 personas están detenidas por el caso, que Maduro denuncia como un "magnicidio en grado de frustración".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo