"Perdí a mi madre y al hombre de mi vida", lamentó hija de millonaria asesinada por su esposo

Después de vivir juntos por 28 años, la pareja de una heredera de un imperio inmobiliario en Mónaco mató a su suegra "por problemas financieros".

Por AFP

"Perdí a mi madre y perdí a hombre de mi vida", lamentó el viernes entre lágrimas ante una corte francesa la hija de la multimillonaria monegasca Hélène Pastor, asesinada en 2014, en un crimen que habría sido ordenado por su yerno.

Diez personas comparecen desde el lunes en Aix-en-Provence (sureste de Francia) por el asesinato en 2014 de Hélène Pastor y de su chofer Mohamed Darwich, que cayeron en una emboscada planeada, según la acusación, por Wojciech Janowski.

La hija de Hélène Pastor, que no pudo contener las lágrimas durante su testimonio, habló sobre la confesión de su pareja más de un mes después de los hechos. "Me dijo que fue él quien ordenó" el asesinato, contó Sylvia Ratkowski. "No entiendo, vivíamos juntos desde hace 28 años, de verdad no entiendo, siento una rabia terrible".

"Estoy devastada, todo mi mundo se derrumbó, 28 años de vida común, ya no tengo a mi madre, no tengo más nada", añadió, afirmando que espera obtener de este juicio "la verdad".

El 6 de mayo de 2014, a la salida de un hospital de Niza (sureste de Francia), donde visitaba a su hijo Gildo, Hélène Pastor cayó en una emboscada: un hombre armado con un fusil disparó e hirió gravemente a la millonaria, de 77 años, y a su chófer egipcio, de 54.

Este último murió el 10 de mayo y Hélène Pastor, heredera de un imperio inmobiliario, cuya fortuna está valorada en 12.000 millones de euros, falleció el 21 de ese mes.

El 23 de junio, la policía detuvo a una serie de personas, entre ellas a la hija de la millonaria, y su pareja desde hace 28 años, Wojciech Janowski, de 69, empresario además de cónsul honorario polaco.

La implicación de la hija de la millonaria fue rápidamente descartada, pero no así la de su pareja.

Según la fiscalía, Wojciech Janowski, que tenía problemas financieros, habría ordenado el asesinato de su suegra para obtener la parte de la herencia destinada a Sylvia Ratkowski.

Después de haber confesado el crimen, Wojciech Janowski se retractó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo