Cerca del 40% del material encontrado en red de pornografía infantil podrían ser víctimas guatemaltecas

Esta red operaba a través de redes sociales y plataformas de mensajería, en donde se comparten fotografías de menores para satisfacer deseos sexuales, práctica que generalmente antecede a un depredador sexual.

La Fiscalía contra la trata de personas realizaron este martes una serie de allanamientos en contra de una red de pornografía infantil que fue detectada en Yakarta, Indonesia.

Por este hallazgo, la Oficina Federal de Investigación (FBI) y el control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) alertaron a las autoridades para determinar si los números detectados estaban activos y pertenecen a un guatemalteco.

Según indicó el fiscal Alexander Colop, sí se han encontrado víctimas guatemaltecas (niños o niñas) entre el material que se comparte en esta red mundial. Podría tratarse de un 40% de víctimas del país, que se comparten a nivel mundial.

De acuerdo con Colop, aparte de los delito de posesión y difusión de material pornográfico, el hecho de encontrar víctimas guatemaltecas constituye el delito de trata de personas. Además, alertó que las personas que tienen esta parafilia, luego pasar a la agresión sexual en contra de menores.

Una vez se sube una imagen de un niño guatemalteco al ciberespacio es compartido en todo el mundo, por lo que es un delito que se persigue “sin fronteras”, señala el fiscal Mynor Pinto.

Buscan a involucrados en red de pornografía infantil identificada desde Asia

Analizan indicios

Durante los allanamientos se localizaron 40 dispositivos electrónicos que serán analizados por técnicos forenses para saber si se ha tenido o difundido material pornográfico.

Otros 57 indicios que fueron incautados, y se lograron dos capturas en flagrancia.

“Generalmente, las personas que difunden pornografía, siempre conservan este tipo de material”, expresó Colop.

Esta red operaba a través de redes sociales y plataformas de mensajería, en donde se comparten fotografías de menores para satisfacer deseos sexuales.

Penas

  • Posesión de material de pornografía infantil: de 2 a 4 años de prisión.
  • Difusión o comercialización de pornografía infantil: de 4 a 8 años de prisión y se contempla una multa.
  • Trata de personas: de 8 a 18 años y una multa de entre 100 mil y 500 mil quetzales.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.