La USAC se prepara para eliminar el duroport y plástico

Los panes, las frutas, las granizadas, los licuados y los "shucos", deberán ser servidos en productos degradables, como el cartón, papel craft, así como bolsas con material biodegradable.

Por Álvaro Alay

A cinco días de haber aprobado la política de cero uso de productos de poliestireno y plástico no reciclable, en todas las instalaciones de la Universidad de San Carlos de Guatemala; vendedores del campus central se preparan para cuando entre en vigencia.

Los panes, las frutas, las granizadas, los licuados y los shucos, deberán ser servidos en productos degradables, como el cartón, papel craft, así como bolsas con material biodegradable.

Humberto Alvarado, quien junto con José Argueta llevan alrededor de ocho años ofreciendo los paninis, los muffins y los chocolates afuera de Bienestar Estudiantil mantienen un análisis sobre las nuevas medidas que tomarán para diciembre cuando entre en vigencia el cero uso de productos de poliestireno y plástico no reciclable.

“Puede ser que aumente un poco el costo del producto, pero es algo que tenemos que asumir para poder cuidar el medio ambiente y acatar lo ordenado por el Consejo Superior Universitario”, indica Alvarado mientras atiende a una persona que solicita un panini de roast beef.

Ángel Enrique Cardona Paredes, quien junto a otros trabajadores ofrecen pasteles, panes y café, cerca del Iglú universitario ya han implementado las acciones pese a que únicamente han transcurrido cinco días de su aprobación. “Estamos haciendo pruebas de costo, ahora compramos pajillas de cartón y bolsas de papel y también plásticas elaboradas con arroz, incrementan un poco el costo pero las personas no se han quejado”.

Esperan opciones

Celestina López, quien ha vendido fruta por varios años en la Universidad de San Carlos, está anuente a la aprobación; sin embargo, esperaría que el Consejo Superior Universitario los asesore sobre los materiales que no perjudiquen el medio ambiente.

“Esperó que ellos nos digan que productos son los que se deben utilizar para no gastar por gusto porque nosotros compramos los vasos y bolsas por cientos”, comentá la vendedora quien esta por alcanzar los 70 años de edad.

Estrella Girón, quien vende papas fritas ha considerado eliminar los platos de duroport por cartón y los tenedores por palillos de madera. “Es complicado pero creo que podemos salir adelante”.

Por su parte, Franco González, quien tiene 11 años de vender granizadas de café, de chocolate, entre otros productos, mantiene en evaluación que productos pueden sustituir a las cucharas. “Hay algunas que se hace de aguacate, pero sale un poco caro, tenemos que ver como favorecemos a los estudiantes para que no se eleven los costos”.

En este sentido, Fernando Rivas, quien es estudiante y vendedor en la Usac, ya ha implementado las bosas de papel craft. “Ahora tengo la opción de decirle a las personas si desean bolsas plásticas o de papel, para que se vayan acostumbrado a las nuevas acciones”, advierte Rivas quien despacha una bolsa de gomitas a una estudiante.

Medidas

El pasado 29 de agosto el Consejo Superior Universitario de la Universidad de San Carlos de Guatemala aprobó la Política de Cero uso de productos de poliestireno y plástico no reciclable, en el campus central ubicado en la zona 12.

En la política se instruye al Departamento de Proveeduría de la Dirección General Financiera y Auditoria Interna que queda prohibida la compra de culaier producto de duroport, bolsas plásticas y productos de plástico de un solo uso, no reusable.

Asimismo, a todos los comercios que se ubican en el Campus Central, en el Centro Universitario Metropolitano, en los campus de los centros universitarios departamentales, fincas, áreas protegidas, áreas deportivas, áreas culturales y demás inmuebles propiedad de la universidad, se les prohíbe el ingreso, comercialización distribución y uso de productos de duroport y plásticos no reciclables en empaques, vasos, bandejas, platos cubiertos y pajillas, entre otros.

Está medida entrará en vigencia en tres meses después de su aprobación, y de no ser acatado dicho acuerdo, se les suspenderá la licencia de concesión. Ante esta disposición estudiantes universitarios la aceptan y están dispuestos a pagar un poco más e incluso llevar sus propios recipientes para favorecer al medio ambiente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo