El Salvador rompe relaciones con Taiwán y se decanta por China

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, anunció la noche del lunes que su país establecerá relaciones con China, en lo que representa una nueva derrota diplomática para Taiwán.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

En cadena nacional de radio y televisión, el presidente Salvador Sánchez Cerén anunció el lunes que su gobierno "ha tomado la decisión de romper las relaciones diplomáticas mantenidas hasta este día entre la República de El Salvador y Taiwán, y establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China".

El mandatario explicó que el canciller Carlos Castaneda viajó a Pekín junto al primer designado a la presidencia, Medardo González, para formalizar el acuerdo y hacer el anuncio oficial.

Carlos Castaneda y Wang Yi Carlos Castaneda y Wang Yi. Foto: AFP

"Decisión estratégica"

En la Casa de Huéspedes Diaoyutai, el canciller chino, Wang Yi, celebró la decisión de El Salvador de "reconocer que hay una sola China en el mundo".

Por su lado, Castaneda dijo que su país había tomado "una decisión estratégica".

Sánchez Cerén justificó en su mensaje que "China es la segunda economía del mundo, en permanente crecimiento, y los desarrollos logrados en diversos campos le permiten posicionarse entre los países más exitosos".

"Estamos convencidos que este es un paso en la dirección correcta, que corresponde a los principios del derecho internacional, de las relaciones internacionales y a las tendencias ineludibles de nuestra época".

Según el dirigente salvadoreño, se trata de un paso en la dirección correcta que corresponde a los principios del derecho internacional.

China y Taiwán están dirigidas por regímenes rivales desde el final de la guerra civil en 1949. La isla goza de un gobierno autónomo, pero jamás declaró su independencia.

Pekín siempre la ha considerado como una de sus provincias. Por ello se niega a reconocer su soberanía y prohíbe a sus socios mantener relaciones diplomáticas con Taipéi.

Además, indicó que este mismo lunes le informó a Taiwán de la decisión adoptada.

El ministro taiwanés de Relaciones Exteriores, Joseph Wu, lamentó las "acciones brutales" de China, al comunicar la decisión de Taipéi.

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos en San Salvador, Jean Manes, publicó en su cuenta oficial de Twitter que su país está "analizando la decisión de El Salvador". "Es preocupante por muchas razones, entre las que se incluye romper una relación de más de 80 años con Taiwán. Sin duda, esto impactará nuestra relación con el gobierno. Seguimos apoyando al pueblo salvadoreño".

Pekín ha utilizado su peso económico para quitar el apoyo internacional para la isla de gobierno democrático, que apenas cuenta con 17 aliados en el mundo.

*Con información de AFP y AP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo