Cuando regresó del trabajo su hijo estaba muerto

Madre había dejado a sus cuatro hijos al cuidado de una joven, pero uno de ellos cayó a un barranco en la zona 18.

Por Álvaro Alay

Esteban Chacón Herrera, de 3 años, murió por diferentes golpes en el cuerpo al caer al menos 150 metros en un barranco en la 10ª. Calle y 2ª. Avenida, en la colonia San Rafael 1, en la zona 18, informó el portavoz de los Bomberos Voluntarios, William González.

El menor, junto con sus hermanitos de 5, 7 y 12 años, estaba bajo la responsabilidad de Caterine Muñoz, una joven que vive en la referida dirección.

María del Carmen es la madre de los menores. Ella trabaja en una maquila y Caterine era la única opción que tenía para que alguien cuidara a sus hijos.

Los hechos

Caterine le contó a los bomberos que ella jugaba con los niños en el patio cuando Esteban se le soltó de la mano y cayó a un barranco de por lo menos 300 metros de profundidad.

Los Bomberos Voluntarios acudieron al lugar y tuvieron que adaptar una extensión a su cableado de rescate de 120 metros, que fue insuficiente. Calculan que descendieron al menos 150 metros.

Las maniobras de extracción del cadáver del niño en el terreno peligroso duraron aproximadamente una hora y media, indicó González.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo