Dos estudiantes muertos en ataque de fuerzas de Ortega a iglesia en Managua

Los paramilitares y policías usaron "armas de alto calibre" en el asalto en plena capital de Nicaragua, Managua, según la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos.

Por AFP

Dos jóvenes murieron en un ataque de fuerzas del gobierno nicaragüense contra una iglesia en Managua, donde están atrincherados desde el viernes decenas de estudiantes que protestan contra el presidente Daniel Ortega, en un conflicto que deja más de 270 muertes en tres meses.

"Nos están diciendo que tenemos dos fallecidos y varios heridos", declaró el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes, al llegar a las afueras de la parroquia con el nuncio apostólico, Stanislaw Waldemar Sommertag.

Los dos jóvenes murieron de disparos en la cabeza, uno de ellos dentro de la parroquia y el otro desangrado en una barricada. El cuerpo de este último no pudo ser recuperado por sus compañeros durante el ataque, según testigos.

La comitiva eclesiástica llegó para mediar por la liberación de los estudiantes y evacuar a los heridos de la parroquia Divina Misericordia, ubicada en el suroeste de la capital.

El hostigamiento a la iglesia comenzó a eso de las 11 de la noche del viernes, tras un ataque de policías y paramilitares a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), al lado del templo.

El cardenal Brenes, quien estaba por entrar al templo, señaló "al gobierno" como "los únicos responsables de estas acciones".

"¡Que paren las armas!"

Durante la madrugada, las autoridades cortaron la electricidad en la zona, lo que aumentó el temor dentro de la parroquia.

Poco antes de la medianoche, un sacerdote salió del templo con una bandera del Vaticano para evacuar a los heridos graves y al periodista del Washington Post Joshua Partlow, que salieron tras una negociación de la Iglesia.

El ataque a la UNAN ocurrió en una jornada de paro laboral opositor, en medio del cual también se produjo un enfrentamiento en el barrio Monimbó, en la sureña ciudad de Masaya, donde murieron un policía y un civil.

Los paramilitares y policías usaron "armas de alto calibre", según la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos.

El paro de 24 horas del viernes, el segundo tras el del 14 de junio, fue convocado por la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia -de grupos de la sociedad civil-, como parte de una estrategia de tres días de presión contra Ortega.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo