Realizan operativo contra red criminal dedicada a asaltar a turistas

Se reporta la captura del presunto líder de la organización.

Por Nancy Alvarez

En seguimiento a casos de asaltos a turistas, las fuerzas de seguridad realizan este viernes un operativo para desarticular una estructura criminal que se dedica a cometer estos ilícitos.

La Policía Nacional Civil (PNC), por medio de la División de Seguridad Turística (Disetur), en coordinación con el Ministerio Público (MP) desarrollan 16 allanamientos para capturar a presuntos integrantes de la red delictiva.

Las diligencias se llevan a cabo en las zonas 5 y 21 de la Ciudad de Guatemala, así como en los municipios de Villa Nueva, Guatemala; y Barberena, Santa Rosa.

Se investiga el robo de turistas extranjeros provenientes de los Estados Unidos de América, México, Nicaragua y El Salvador, explicó Julia Barrera, vocera del MP.

Lee también: Gobernación reporta disminución de delitos contra turistas en 2017

Según la portavoz, por medio de las denuncias se determinó que la estructura afectó el patrimonio de los turistas con el robo de más de 20 teléfonos celulares valorados en unos 400 dólares. Además, entre dinero en efectivo, joyas y otras pertenencias, se habría apropiado de un monto aproximado de 10 mil dólares.

Resultados

Hasta el momento se reporta la detención de una persona de nacionalidad salvadoreña identificada como Luis Ernesto Rodríguez Murillo, de 26 años, quien fue ubicada en la zona 21 capitalina.

Según investigaciones, se trata del supuesto líder del grupo que comete los robos. Se le sindica de los delitos de asociación ilícita, robo agravado, violación con agravación de la pena y plagio o secuestro.

Lee también: Capturan a sindicado de abusar de turista canadiense en Izabal

Luis Ernesto Rodríguez Murillo, presunto líder de grupo que asalta a turistas Foto: PNC

¿Cómo operaban?

Los ataques de esta organización eran cometidos en la CA-2 ruta al Pacífico, Escuintla; CA-9 y CA-1 ruta a El Salvador, Santa Rosa, e iban dirigidos principalmente a turistas extranjeros que ingresaban por la vía terrestre al país, provenientes de países como Nicaragua, México, El Salvador y Estados Unidos.

La acción inicial de los integrantes era identificar a vehículos de modelo reciente con matrículas extranjeras, a los cuales les daban persecución utilizando dos o tres automóviles. Posteriormente, interceptaban a los ocupantes, los amenazaban y tomaban el control del carro.

Tenían puntos de cautiverio a donde trasladaban el vehículo y las víctimas, a quienes despojaban de sus pertenencias.

“Utilizaban violencia física y psicológica para obligarlas a entregarles dinero en efectivo, teléfonos celulares, joyas, tarjetas de crédito y débito o cualquier objeto de valor”, señaló Barrera.

Tras cometer el robo, los asaltantes escapaban en otro vehículo que llegaba a recogerlos y procedían a repartirse los objetos sustraídos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo