"Soy gay, no tengo ninguna enfermedad", confiesa famosa tenista en Wimbledon

La deportista hizo pública su homosexualidad con sus emotivas palabras y con una imagen que está dando la vuelta al mundo.

Por Douglas Suruy

Con tan solo 24 años, la tenista belga Alison van Uytvanck se está convirtiendo en una de las grandes revelaciones del abierto de Wimbledon.

La jugadora ubicada en el puesto 47 del mundo se clasificó a los octavos de final tras eliminar a Garbiñe Muguruza de Venezuela en la segunda ronda y a Anett Kontaviet de Estonia en la tercera.

Pero la tenista ha venido siendo noticia desde hace unos meses, después de hacer pública su homosexualidad, tras ganar el torneo en Budapest. Y en el torneo de Wimbledon, uno de los más seguidos en el mundo, se ha comportado de manera tan natural y con la normalidad del caso con su pareja y también tenista, Greet Minnem, de 20 años.

La tenista belga avanzó a los octavos de final AFP

Es por ello que tras el triunfo de este día ante Kontaveit, protagonizó una de las escenas que le ha dado la vuelta al mundo, al celebrar la victoria dándole un beso en la boca y Alison no tuvo problemas de hablar de su condición sexual.

Alison festejó su triunfo dándole un beso a su novia Tiwtter

"No creo que me sienta más libre ahora, solamente decidimos no mantenerlo como algo personal, solo para nosotras, porque soy feliz de todas formas da igual que sea con una mujer que con un hombre. Simplemente siento que no debemos avergonzarnos de esto, eso sí me hace más libre", explicó van Uytvanck, que insiste: "En fin, no estoy enferma, no tengo ninguna enfermedad. Solo siento que es bueno que haya podido revelarme como una persona gay", confesó a diario AS.

La belga ha seguido el ejemplo de otras tenistas como la sueca Johanna Larsson o Conny Perrin y su esposa, Tara Moore. Antes lo hizo la australiana Casey Dellacqua, aunque los grandes referentes son las legendarias Martina Navratilova y Billie Jean King. Van Uytvanck y Minnem viven juntas. "Mis padres están muy orgullosos. Su apoyo es importante, porque me hace sentir mejor", dijo cuando anunció su homosexualidad.

Alison confesó que no pretende ser un modelo para nadie, solamente espera que la gente se tenga confianza y se quiera y acepte como es.

 "Salí porque me sentía bien. Soy realmente feliz con Greet. Me entiende a mí, entiende el juego porque es como yo, calienta conmigo por las mañanas. Lo único que espero es que la gente joven tenga confianza para hacer lo mismo que nosotras".

Alison se ha convertido en protagonista dentro y fuera de la cancha AFP

La tenista belga se siente tranquila, ya que después de anunciar su preferencia sexual, ha tenido una respuesta positiva tanto dentro como fuera del deporte.

Dicha felicidad le ha impulsado para meterse en octavos y retar este lunes a la rusa Daria Kasatkina.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo