Vicepresidenta de Venezuela dice que no cederá ante “amenazas”

La vicepresidenta Delcy Rodríguez afirmó que no cederá a ninguna “amenaza” o “extorsión”, tras ser sancionada este lunes por la Unión Europea (UE) a raíz de las elecciones en Venezuela.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

"Ninguna amenaza, extorsión, medida arbitraria ni chantaje desviarán mi compromiso con la historia de libertad, dignidad y soberanía que nos legó Simón Bolívar", escribió la vicepresidenta Delcy Rodríguez en Twitter, al rechazar la decisión sobre ella y otros diez funcionarios.

"Jamás el mundo viejo imperial ni poder alguno doblegarán mi determinación", añadió.

Los cancilleres europeos reunidos en Luxemburgo sancionaron a Rodríguez por "usurpación de las competencias" del Parlamento cuando presidía la oficialista Asamblea Constituyente, que rige a Venezuela con poderes absolutos, además de utilizar al órgano "para atacar a la oposición".

La Constituyente (que en la práctica ha sustituido al Legislativo de mayoría opositora) adelantó las elecciones en que Nicolás Maduro fue reelegido el pasado 20 de mayo para un segundo período hasta 2025.

La UE considera que esa elección carece de "credibilidad".

Protestas en Venezuela Foto: AFP

Rodríguez, excanciller también sancionada por Estados Unidos y Canadá, consideró "ilícitas" las sanciones que le prohíben viajar a la UE y ordenan congelar los activos que pueda tener en los países del bloque.

"Aprovecho la oportunidad para autorizar a la Alta Representante (de la UE), Federica Mogherini, para disponer de supuestos bienes a mi nombre, que no existen, y los destine a la atención de la crisis migratoria que han generado con sus políticas belicistas, racistas y xenófobas!", ironizó la vicepresidenta, que asumió este cargo el 14 de junio.

Delcy Rodríguez Delcy Rodríguez. Foto: AP

La decisión elevó a 18 los sancionados por la UE por menoscabar la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos en el país petrolero sumido en una debacle económica.

Más temprano, el gobierno venezolano rechazó la medida como una "agresión continuada e injerencista" y una "intromisión" en sus asuntos internos, según un comunicado.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo