EN IMÁGENES. Más de 2 mil 300 menores ya fueron separados de sus familias en frontera de EE. UU.

La política "Tolerancia cero" ya ha separado a más de dos mil niños de sus familiares en la frontera con México.

Por Ivonne Gordillo

Funcionarios estadounidenses ya han separado 2.342 niños de sus familiares en la frontera con México a raíz de la política de "tolerancia cero" contra la inmigración clandestina, informó este lunes el Departamento de Seguridad Interna (DHS) al Senado.

Este número corresponde al periodo entre el 5 de mayo y el 9 de junio. Anteriormente, el DHS había informado que entre mediados de abril y fin de mayo ese número ya había ascendido a 1.995 niños separados de sus familias.

La senadora Jeanne Shaheen subrayó en redes sociales que estos números significan que Estados Unidos separa en promedio "unos 70 niños por día" en su campaña para disuadir la inmigración clandestina hacia territorio estadounidense.

Según la legisladora, este nuevo número fue confirmado por el DHS a su equipo en el Senado.

"Esto es repugnante, y es una pesadilla para esas familias", aseguró Shaheen.

El gobierno enfrenta una oleada de indignación generalizada por la aplicación de esta nueva normativa administrativa, de separar a las familias de inmigrantes de sus hijos, que son mantenidos en un lugar separado y desconocido para los adultos.

Hasta el Secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se sumó a la controversia, al afirmar categóricamente este lunes que los niños "no deben ser separados de sus familias".

La controversia se vio alimentada por imágenes de las familias siendo retenidas en lugares divididos con cercas de alambre que dan la impresión de jaulas.

Este mismo lunes, el presidente Donald Trump reafirmó la aplicación de esa controvertida norma, y afirmó que "Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados. No lo será".

Por su parte, el Fiscal General y Secretario de Justicia, Jeff Sessions, justificó la división de familias alegando que llevar niños a través de la frontera no proporciona a esos inmigrantes "inmunidad" ante la ley.

En tanto, en el Congreso, la legisladora Norma Torres dijo a la prensa que "esos niños han sido tomados como rehenes por Trump, porque quiere que se aprueben recursos para el muro en la frontera".

La líder de la bancada del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que es necesario "poner punto final a esta política inhumana y bárbara".

Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo