"El proceso de paz ya es un elemento que obliga a Colombia en el ordenamiento internacional", según analista

"Duque representa, más que cualquier otro elemento, la continuidad de una política económica que le ha permitido al país afrontar las más duras recesiones regionales sin grandes efectos fiscales", indica el analista político Jorge Luis Yarce Tamayo.

Por Publinews Internacional

El analista político y docente de la Universidad Central de Colombia Jorge Luis Yarce Tamayo, fue entrevistado con respecto a la reciente elección de Iván Duque como nuevo presidente de Colombia.

  • Qué viene para el país con una Presidencia de Iván Duque?

Duque representa, más que cualquier otro elemento, la continuidad de una política económica que le ha permitido al país afrontar las más duras recesiones regionales sin grandes efectos fiscales. Claro, a nivel social están infundados un montón de temores respecto de otros temas como el proceso de paz.

  • ¿Qué pasará con el proceso de paz con las Farc?

Definitivamente el proceso de paz ya es un elemento que obliga a Colombia en el ordenamiento internacional, que le impone condiciones ante muchos países con los que Colombia necesita mantener muy buenas relaciones diplomáticas y por eso el acuerdo no se cae. 

Pero seguramente, se van a empezar a implementar unas medidas respecto a la ejecución e implementación y, sobre todo, en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

  • ¿Cómo tendrá que afrontar el desempleo?

Colombia está enfrentando una crisis en el desempleo generada, en gran medida, por el éxodo de venezolanos que están llegando a Colombia en busca de un trabajo. Para esto, Duque necesitará grandes inversiones de capital extranjero para activar el comercio interno de la industria en Colombia y con eso compensar el porcentaje de desempleo.

El punto de mira será la deuda externa, porque necesitamos como sea reducirla. Lo que eso también significa que se va a reducir la estructura orgánica del Estado.

  • ¿Cuál será el punto más débil de Duque?

Necesariamente para llegar a la Presidencia, Duque tuvo que hacer una serie de coaliciones con gran parte de la tradición política colombiana y eso le va a imponer cargas a la hora de ejecutar sus proyectos planteados en el plan de gobierno.

Por ejemplo, la reducción del Estado es un elemento que no le conviene a las estructuras políticas tradicionales porque es perder la base burocracia que mantienen a los sistemas políticos funcionando. A la luz pública, siempre se ha dicho que no están negociando nada, simplemente es una suma de voluntades. 

Pero la realidad política es otra. Esa suma de voluntades siempre tiene un beneficio intrínseco dentro del gobierno, entonces es ahí donde van a empezar a tener algunas dificultades con la implementación de ese plan programático.

* Con información de Publinews Internacional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo