EN IMÁGENES. Destrucción y desolación en las casas en San Miguel Los Lotes

Los vecinos de San Miguel Los Lotes han tenido que excavar para ubicar sus viviendas, y las que no están soterradas por completo muestran la destrucción que dejó a su paso los flujos piroclásticos que descendieron del volcán de Fuego a más de 60o grados centígrados.

Por Álvaro Alay

Decenas de socorristas se unieron este lunes a los pobladores de San Miguel Los Lotes, en un nuevo esfuerzo para encontrar los cuerpos de sus familiares. Muchos aseguran que se trata de miles de personas y no casi 200 como indican las autoridades.

Ya sea con piocha o pala en mano u operando la maquinaria que fue donada por una familia de Masagua, en Escuintla, decenas de pobladores ingresaron hoy a la zona más afectada por la erupción del volcán de Fuego el pasado domingo 3 de junio.

Don Herber Roque, quien opera una de las máquinas de excavación donadas, indicó que está buscando a sus cinco hijos y a su esposa. "Todos los que estamos aquí tenemos familia enterrada", narró, mientras criticaba que el gobierno envió apoyo este lunes luego de ver las imágenes de la familia que aportó maquinaria para continuar la búsqueda.

Los vecinos de San Miguel Los Lotes han tenido que excavar para ubicar sus viviendas, y las que no están soterradas por completo muestran la destrucción que dejó a su paso los flujos piroclásticos que descendieron del volcán de Fuego a más de 60o grados centígrados.

Ardua tarea

Un rescatista en la llamada "zona cero" afirmó este lunes a la AFP que la temperatura del material que cubre esa comunidad a cinco centímetros de profundidad es aún de 84 grados centígrados.

 

"Todos los restos de cuerpos que encontramos se nos deshacen en las manos", contó el socorrista, que prefirió no dar su nombre. Aun así, los vecinos se resisten a abandonar los restos de sus familiares enterrados en este poblado cercano a la ciudad sureña de Escuintla.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo