Bryan tiene fe de que encontrará el cuerpo de su madre con las manos juntas "encomendando su vida"

Como un domingo normal, Bryan bajó al centro de El Rodeo a jugar futbol; sin embargo, no logró regresar a casa y perdió a toda su familia.

Por Douglas Suruy

Así como para toda la comunidad, para Bryan el domingo empezó como un día normal en el que se desplazaron para realizar sus actividades cotidianas.

Bryan Rivera, de 22 años, salió de su casa y fue al centro de El Rodeo, ya que tenía un partido de futbol. Eso fue lo que le salvó la vida; sin embargo, deberá enfrentarla solo. Sus dos padres, hermanas, tía y primos quedaron soterrados tras la erupción del volcán de Fuego.

"Fui incapaz de regresar por ellos", se lamenta el joven, que guarda la esperanza de localizar los cuerpos de su familia.

El joven espera poder continuar la búsqueda y encontrar a sus padres y hermanas. Y, aunque encontró el lugar de su vivienda, lo único que logró recuperar fue la guitarra de su pequeña hermana de 12 años.

Bryan narró que su madre era muy creyente, tiene la seguridad que de encontrarla, tendrá sus manos juntas "encomendándose a Dios", explicó.

El joven de 22 años se encuentra refugiado en uno de los albergues instalados en Escuintla desde el pasado domingo, cuando una fuerte erupción del volcán de Fuego abatió a miles de habitantes de los alrededores.

Duro panorama

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) suspendió las tareas de rescate este jueves debido a que en el área afectada hay material volcánico.

"Las condiciones climáticas y las derivadas del material aún caliente depositado en el área de afectación no son las adecuadas para preservar la integrar física de los socorristas", dijo el vocero de la Conred, David de León.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo