La trágica historia de la niñera francesa torturada y asesinada por el matrimonio para el que trabajaba en Reino Unido

Sophie Lionnet llegó a Reino Unido para aprender inglés mientras trabajaba en la casa de una familia francesa en Londres y terminó envuelta en una "combinación tóxica" que le costó la vida.

Por Publinews Internacional

na pareja que torturó a la niñera francesa que empleaba, antes de quemar su cuerpo en su jardín, fue condenada esta semana por asesinato en Reino Unido.

Pero ¿por qué Sabrina Kouider y Quissem Medouni mataron a la joven de 21 años Sophie Lionnet?

El motivo del asesinato es más grotesco de lo que se pueda imaginar.

Kouider, de 35 años, sospechaba que su antiguo novio Mark Walton, uno de los miembros fundadores de la banda juvenil irlandesa Boyzone, sostenía una relación amorosa con la joven niñera.

El Tribunal Central Penal de Inglaterra, The Old Bailey, escuchó como ella y Medouni aplicaron "presión e implacable intimidación" sobre Lionnet para que admitiera la relación sexual con Walton.

Insistían en que la niñera había facilitado la entrada de Walton a la casa de la pareja en un suburbio de Londres para drogar y abusar sexualmente de los ocupantes.

Horas de video grabado por Kouider y Medouni a lo largo de varios meses mostraban a una horrorizada Lionnet también siendo acusada de ser una pedófila y una espía.

Después de ser amenazada con violación, prisión y más violencia, la joven finalmente confesó a haber tenido una relación con Walton, un hombre a quien nunca conoció, según el testimonio de este último.

Poco después acabó muerta.

Aprender inglés

Sophie Lionnet, de Troyes en el noreste de Francia, se había mudado a Reino Unido en enero de 2016 para mejorar su inglés.

"Era una perla. Amable, gentil. Amada a todo el mundo, le encantaba hacer feliz a la gente", dijo su tía durante una marcha que se realizó un mes después de la muerte de Sophie.

Durante su empleo de au pair, como se conocen en Reino Unido este tipo de niñeras, entabló relación con varios vecinos de la comunidad de Southfields, el sureño suburbio londinense donde vivía la pareja condenada.

Michael Cromer, dueño de un restaurante local que estaba en conversaciones con Kouider y Medouni para empezar un negocio conjunto, dijo que Lionnet los acompañaba a las reuniones que tenían.

Algunas veces también visitaba sola su local de típica comida inglesa de pescado y papas fritas.

"Siempre era muy callada. No quería comunicarse mucho", expresó Cromer.

El ncomerciante pudo darse cuenta que la niñera estaba pasando por dificultades pero nunca se imaginó lo que sucedía en la casa de la pareja.

"Su lenguaje corporal delataba que algo estaba mal… algunas veces tenía lágrimas en los ojos, así que le pregunté y me dijo que su madre estaba enferma", señaló.

"Una vez dijo que Sabrina la había golpeado… le pregunté por qué y me dijo que había dejado caer la mantequilla".

VIDEOS

En realidad, el abuso venía sucediendo durante un tiempo. Los videos de los interrogatorios a los que la pareja la sometían muestran a la joven perdiendo peso con el paso de los meses.

Sólo cuando ya fue demasiado tarde, unos vecinos levantaron inadvertidamente una alarma al llamar al servicio de emergencia por un olor que venía del jardín de la casa de la pareja.

Thomas Hunt, uno de los primeros bomberos en llegar a sitio, pronto se dio cuenta de que un cuerpo había sido incinerado y encontró una nariz y unos dedos en los restos de hoguera, así como prendas de ropa y joyas.

Le contó al jurado que cuando encaró a Medouni, el acusado le dijo que se trataba de los restos de una oveja.

El cuerpo de Lionnet fue tan severamente quemado que la causa de su muerte nunca ha podido establecerse, aunque las pruebas de autopsia mostraron que había sufrido fracturas del esternón, en cuatro costillas y la quijada en los días previos a su muerte, en septiembre del año pasado.

En el tribunal, la pareja se acusó mutuamente de la violencia sufrida por la joven niñera. En su alegato, el fiscal Richard Howell describió a la "inusual pareja" como una "verdaderamente tóxica combinación".

Pero, frente a semejante tormento, ¿por qué la joven no se fue de la casa de la pareja?

Ruth Bowskill, la principal fiscal de la Corona, dijo que Lionnet tenía la intención de irse y le había escrito a su familia en Francia al respecto.

Sin embargo, ella cree que Kouider y Medouni manipularon a la "particularmente tímida" muchacha, que hablaba poco inglés, para tomar control sobre ella.

"Dada la intimidación, el acoso y el comportamiento contra ella… es probable que no se sintiera capaz de irse", afirmó Bowskill.

Los investigadores tampoco encontraron el pasaporte de la niñera ni el pasaje de avión que su madre la había comprado para que regresara a Francia y sospechan que la pareja se los había confiscado.

COMPORTAMIENTO ERRÁTICO

El jurado escuchó sobre el comportamiento errático de Kouider, incluyendo su relación de dos años con Mark Walton de Boyzone.

Fue acusada de inventar "horrorosas historias de personas, frecuentemente de naturaleza sexual", y de aprovecharse de los que ella veía como "débiles".

Se supo de una ocasión en la que llamó a la policía y acusó a Walton de haber abusado sexualmente de su gato, aunque no tenía uno.

También acusó al cantante y a sus amigos de sobrevolar un helicóptero sobre su casa.

El tribunal fue informado que, en mayo de 2017, Koudier fue diagnosticada con depresión y trastorno límite de personalidad.

Aunque nunca la creyeron capaz de asesinato, algunos en la comunidad conocieron de primera mano la naturaleza volátil de Kouider.

"Sabrina era rara, tenía su temperamento", dio Sunil Patel, que administra una tienda local.

Patel estaba al tanto de la fijación de Kouider con Walton.

"Estaba obsesionada con este tipo… me preguntaba '¿Has visto a esta persona?', y luego me mostraba en su teléfono una foto de un hombre rubio".

Patel dijo que cuando le preguntó qué era lo que había hecho, ella explicó que se trataba de "una persona muy peligrosa" que le había hecho daño a su familia.

"Le pregunté '¿por qué tu niñera no dijo nada al respecto?' y ella dijo que la niñera era una cómplice".

Patel aseguró que, aunque el comportamiento de Kouider le parecía "raro", nunca se imaginó que la niñera, que también visitaba regularmente su tienda, estuviese en algún peligro.

Lastimosamente, estaba equivocado.

Durante una entrevista el año pasado, la tía de Lionnet describió a Kouider y a Medouni como "completamente despreciables".

"Espero que paguen un precio muy alto por esto", sentenció.

* Con información de Tim Stokes/BBC.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo