Después de una maratónica espera, tribunal encuentra culpables a cuatro militares

Con aplausos por parte de los presentes y abrazos y lágrimas por parte de la familia Molina Theissen, culminó una maratónica audiencia.

Por Jerson Ramos

El Tribunal de Mayor Riesgo C, que preside el juez Pablo Xitumul, sentenció este martes a cuatro de los cinco exmilitares por la desaparición del adolescente Marco Antonio Molina Theissen, en 1981, así como la detención y agresiones cometidas contra su hermana, Emma Guadalupe.

El segundo comandante Edilberto Letona Linares fue absuelto de los cargos que se le imputaban; "no se estableció su participación y responsabilidad sobre los hechos que ocurrieron del 27 de septiembre al 5 de octubre de 1981", aseguró el juez Xitumul.

Benedicto Lucas García, Hugo Ramiro Zaldaña Rojas y Manuel Antonio Callejas y Callejas, fueron hallados responsables de por el delito de desaparición forzada.

Lucas García, Manuel Antonio Callejas y Callejas, Francisco Gordillo y Hugo Ramiro Zaldaña son culpables por los delitos de deberes contra la humanidad y violación con agravación de la pena contra Emma Guadalupe Molina Theissen, señaló el tribunal.

Larga espera

A la audiencia de resolución de sentencia, citada para las 15 horas, acudió el embajador de los Estados Unidos en Guatemala, Luis Arreaga, quien por la demora de los togados se retiró de Torre de Tribunales.

La argumentación del Tribunal, presidido por el juez Pablo Xitumul, inició en horas de la madrugada del miércoles 23 de mayo, un poco más de 12 horas después de la hora pactada.

Los hechos

Según el Ministerio Público, Emma Molina fue detenida en un retén militar de control de carreteras el 27 de septiembre de 1981, en el municipio de Santa Lucía Utatlán, Sololá, tras ser señalada de trasladar documentos calificados como “propaganda de estudio y de discusión política”.

Fue trasladada a una zona militar en esa localidad, de donde sufrió una serie de agresiones, y nueve días después logró escapar.

El 6 de octubre de ese mismo año, cuando Marco Molina, de 14 años de edad, fue desaparecido por presuntos integrantes del Ejército, quienes vestidos de particular lo sacaron por la fuerza de su vivienda ubicada en la zona 19 capitalina.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo