Coloridos arreglos florales se mezclan con la nostalgia al visitar el cementerio en el Día de la Madre

Decenas de personas acudieron al Cementerio General a adornar las tumbas de sus seres queridos, pero también para rememorar gratos y felices recuerdos con sus mamás.

Por Álvaro Alay

Flores, música, recuerdos y mucha nostalgia son los principales acompañantes de todas las personas que acuden a los cementerios en un nuevo Día de la Madre, donde se recuerda a esa persona importante, pero ahora ausente, que hace mucha falta en días como hoy.

Decenas de personas acudieron al Cementerio General para adornar las tumbas de sus seres queridos y rememorar una que otra vivencia de quien en vida fuera la mujer que no solamente les engendró, sino que también les hizo pasar momentos de felicidad y alegría.

Acuden al cementerio

"Quienes todavía tienen a su madrecita les aconsejo que la cuiden mucho, que no la abandonen", aseguró doña María Esperanza Pérez, quien acudió al cementerio a dejar flores sobre la tumba de su mamá.

Por su parte, la señora Esperanza Chacón recordó que hace 17 años falleció su progenitora. "Le digo a los jóvenes que estimen a su madre", indicó en medio de congoja.

Doña Cruz Pérez instó a "llenar de adornos a las mamás".

"Venimos a adornar para no olvidar a las señoras que nos trajeron al mundo… es todos los días, no solo en el Día de la Madre", aseguró la señora Maura Ofelia Mejía.

Ofrecen sus servicios

Pero muchas personas también aprovechan la oportunidad de un día como este para ofrecer sus servicios varios.

Limpieza de nichos, mantenimiento de mausoleos, lápidas y jardineras, y hasta música, son algunos de los servicios que se ofrecen en el Cementerio General.

Alexander Fuentes indica que hay lápidas de 40×50 pulgadas a precios que van desde Q225 a Q400, dependiendo del gusto del cliente.

El dueto "Los Canoros", integrado por Rafael Ríos y Alain Leiva, ofrecen un repertorio adecuado para las personas que acuden a visitar a sus difuntos.

"Llevo 4 años de trabajar aquí, pero mi papá tiene 55 años de hacerlo", indicó Esperanza Suy, quien se dedica a realizar toda clase de trabajo que soliciten los visitantes. Sus precios van desde los Q10 quetzales, dependiendo de lo que se tenga que hacer.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo