Analistas sobre plantón de maestros: “Parece que es producto de un acuerdo donde todos buscan ganar algo”

Por Nancy Alvarez

La negociación del pacto colectivo entre autoridades del Organismo Ejecutivo y el sindicato magisterial, y el plantón que llevan a cabo los docentes desde ayer en la plaza de la Constitución, fueron analizados hoy en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas.

Como invitados en cabina participaron Francisco Cabrera, analista en educación; y María del Carmen Aceña, exministra de Educación e investigadora del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN). Los expertos coincidieron en que si en caso se autoriza en el Congreso una ampliación presupuestaria destinada al Ministerio de Educación, estos fondos deberían ser utilizados en beneficiar a los estudiantes y no específicamente a los maestros.

Aunque destacaron que no están en contra de que los maestros puedan tener salarios dignos e incrementos, aseguraron que esto debe estar relacionado con la meritocracia y la calidad educativa, pues en los últimos años en lugar de tenerse avances, se han tenido retrocesos.

Aceña detalló que la educación es muy importante y lo que se presenta actualmente en el país es una oportunidad para abordar a fondo la temática y encontrar soluciones que permitan mejorar este ámbito.

“En los últimos diez años hubo tres pactos colectivos que duplicaron los ingresos de los maestros, pero no se reflejan en la calidad. La cobertura neta en el nivel de primaria bajó de 95% a 78%. Las evaluaciones diagnosticas a graduandos demuestran que solo el 30% gana la prueba de lenguaje y que menos del 10% aprueba matemática. No hay resultados de calidad”, expresó la exministra.

Añadió que el CIEN elaboró un estudio, en el cual se concluyó que más de 1 millón de niños y jóvenes a nivel nacional no están integrados al sistema educativo.

El Ejecutivo presentó recientemente una iniciativa de ley para que el Legislativo apruebe una ampliación presupuestaria de Q961 millones, acerca de esto Aceña dijo: “Si se van a destinar fondos al Ministerio de Educación, que sea a favor de los niños y no solo de los maestros”.

¿Plantón con negociación previa?

Los docentes se instalaron desde ayer en la plaza de la Constitución y aseguraron que permanecerían allí durante 48 horas consecutivas, como medida de presión para que las autoridades de Gobierno apresuren la homologación del pacto colectivo, cuyos acuerdos, que incluyen aumentos salariales y un bono anual, fueron firmados en febrero pasado.

Según Aceña, los maestros involucrados en esta acción ya debieran de tener sanciones administrativas debido a que tienen un contrato con el Gobierno y deben cumplirlo.

Otro tema que se abordó acerca de esta manifestación es si estaría o no relacionada con acciones coordinadas con autoridades de Gobierno.

Para Cabrera, en definitiva, no solo este plantón, sino las manifestaciones de los últimos días, es algo “sumamente sospechoso”.

“Tal parece que es producto de un acuerdo bien establecido en términos que todos los que lo hicieron buscan ganar algo. Unos un bono, otros estabilidad, fuerza política, sostener un liderazgo dentro de una organización, entre otros”, dijo.

Y añadió que es una situación bastante sospechosa, la cual además se agrega a las declaraciones del colaborador eficaz en el caso Cooptación del Estado, Juan Carlos Monzón, quien confirmó en su testimonio ante un juez que muchas manifestaciones del magisterio eran acordadas con el Presidente y la Vicepresidenta de la gestión anterior.

“Es un acuerdo hecho con autoridades superiores del Gobierno. Una acción política que parece más respaldo al Presidente de la República que una lucha gremial”, aseguró.

A criterio de la exministra de Educación, “el Gobierno sí se comprometió, el Presidente le pidió el apoyo al sindicalista, hubo unas marchas hace meses y recientemente en apoyo a él y creo que está comprometiendo el futuro financiero del Mineduc y por lo tanto el futuro de la educación y vamos a perder una generación de niños”.

Asimismo, Aceña detalló que en la práctica los sindicalistas firman acuerdos con los candidatos presidenciales y estos se comprometen a sumas millonarias. “Prometen aumentos salariales y mejoras sustantivas, y al final ese dinero sale de fondos públicos”, argumentó.

“El meollo del asunto es cómo reglamentar los pactos colectivos a futuro, porque están sustituyendo la meritocracia. Es importante analizar ese modelo de cooptación del Estado”, finalizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo