Chirín, un platillo exótico de los amatitlanecos

Amatitlán, por tener un lago, ha sido cuna de pescadores. La tradición oral del municipio da cuenta que el chirín, que es un caldo que lleva productos de agua dulce y salada, y de tierra, es un platillo creado por quienes se dedicaban a la pesca.

Por Juan Carlos Ramírez

Álvaro Díaz Hernández, chirinero, relata que el platillo es parte de la cultura amatitlaneca. Es elaborado por hombres, porque son los que pescan. Su familia creció cerca del lago.

Uno de sus tíos fue conocido como “Juan Chirín”, por ser un experto en prepararlo. Álvaro recuerda que de niño cocinaba “pequeños caldos de pescado”, pero ahora se encarga del chirín en la casa y transmite el conocimiento a sus hijos.

Chirín

Entre sus ingredientes hay res y mariscos

Aunque las familias amatitlanecas que preparan el chirín usan los mismos ingredientes, Álvaro le explica a Publinews que siempre hay algo para hacer la diferencia, pero “esa parte de la receta es un secreto”, afirma.

El caldo puede llevar: Pata de res, gallina, huevo, mojarra, cangrejo, jute, caracol, bagre, jaiba y camarón; además de cebolla, tomate, cilantro, hierbabuena y apio. Puede acompañarse con tortilla.

Antes se aprovechaba las especies del lago

“La Amatitlania nigrofasciata es el nombre científico de la cirica y Paraneetroplus guttulatus, de la mojarra, eso es lo que ha llevado siempre el chirín, pero ahora cuesta encontrarlas”, cuenta Díaz, al hacer referencia a las especies endémicas del lago de Amatitlán, entre las que también se encuentra la pepesca.

La contaminación es la principal causa de la escasez de esos ingredientes, que han sido sustituidos por otros, como la tilapia.

Se reúnen para disfrutar el chirín

El chirinero Álvaro Díaz asegura que este platillo se hace solo en ocasiones especiales porque es caro, por la cantidad de ingredientes. Se necesitan ollas grandes y suficiente leña para la cocción. “El objetivo es reunirse con los amigos y la familia y pasar un buen rato, cada quien pone lo que puede”, comenta.

Durante el 1 y el 3 de mayo, días de la feria de Amatitlán, las personas esperan con ansias su tazón de chirín.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo