Amatitlán le apuesta a la cultura con las escuelas municipales

En febrero de 2016 se hizo realidad el proyecto de la escuela municipal de marimba, a la que se sumó la de danza, luego la de canto y a partir de mañana comienza la de violín. Con la enseñanza de diferentes disciplinas, la alcaldía de Amatitlán, a cargo de Mara Marroquín, impulsa la cultura en el municipio.

Por Juan Carlos Ramírez

La tentación de los vicios y de las drogas, o simplemente no hacer nada en el tiempo libre, son realidades de niños y jóvenes en todo el país.

Desde 2016 comenzó en Amatitlán un movimiento de creación de escuelas municipales de diferentes expresiones artísticas que ofrecen una opción para que ese grupo de la población aproveche mejor el tiempo, pero también para dar un impulso a la cultura del municipio, promoviendo el amor por lo propio.

La primera escuela municipal que abrió sus puertas fue la de marimba, en febrero de 2016. La comuna contaba con el instrumento, pero tuvo que restaurarlo. Con el avance de los alumnos fue creada la Marimba Juvenil de Concierto. Ahora, Amatitlán es representado por ese grupo nuevo y por la ya reconocida Marimba Pampichí.

Luego vinieron las escuelas de danza, de canto y de violín. Esta última es el inicio del gran sueño de fundar la Orquesta Sinfónica Juvenil de Amatitlán.

Entrevista

En entrevista, el arquitecto Erick Suárez, Gestión de Proyectos Culturales Municipalidad de Amatitlán, nos relata más sobre el proyecto.

¿Cómo fue el apoyo cuando le propuso a la alcaldesa crear la escuela municipal de marimba?

Cuando vio la oportunidad de promover este tipo de valores fue un rotundo sí desde el inicio.

Escuelas municipales de Amatitlán

¿Qué hace para asegurar un nivel considerable?

Tratamos de traer maestros que tengan un nivel académico bastante alto porque no queremos que la escuela sea de paso, sino que buscamos que los alumnos, como por ejemplo los marimbistas, puedan integrar cualquier marimba a nivel nacional.

¿Cuál ha sido el impacto de la escuela de danza?

En el municipio es impresionante. La gente se pone contenta, aplaude y hace comentarios positivos. Ocurre lo mismo cuando uno lleva a los alumnos a otros municipios como La Antigua Guatemala, por ejemplo. El año pasado fueron invitados a presentarse en una noche cultural, la gente se quedó impresionada con las niñas que hicieron una presentación de danza contemporánea.

¿Y con la escuela de canto?

El maestro es el amatitlaneco Pablo Díaz. El objetivo es mantener el coro municipal. El proyecto más reciente es la camerata vocal, que está integrada por cuatro voces.

¿En qué ven los resultados de impulsar la cultura?

Ahora los padres de los alumnos agradecen, hay otros que lloran en las presentaciones. Estamos generando mejores ciudadanos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo