Alambique, la editorial que publica libros con textos escritos a mano

En la época de copiar, pegar e imprimir, un amatitlaneco, Marco Valerio Reyes Cifuentes, le apuesta a una editorial única, publicar libros escritos a mano, pues está convencido de que hay más lectores de los que se piensa en Guatemala. ¿Cómo lo logra?

Por Ivonne Gordillo

Marco Valerio Reyes Cifuentes, quien mezcla el conocimiento adquirido en la Licenciatura en Letras en la Universidad de San Carlos de Guatemala con la habilidad artesanal de escribir a mano los títulos de su editorial Alambique. Gusta de escuchar rock, jazz y música clásica. Reconoce que fue privilegiado por haber nacido en una casa que tenía una librera. Con el apoyo incondicional de Gladys, su madre, le cuenta a Publinews de qué se trata su propuesta.

¿Qué caracteriza los libros de tu editorial?

Uno de los elementos principales de Alambique es el levantado de texto. Escribir a mano le da un toque de intimidad entre escritor, editor y lector.

¿Un libro con textos escritos a mano y con portadas elaboradas de manera artesanal es competencia para las editoriales convencionales?

Nosotros, como grupo de editoriales independientes, estamos lejos de crear el impacto que deberíamos en los lectores, porque todavía se perciben estos libros como un producto exótico.

¿Para qué crear Alambique?

El objetivo es abrir campo a propuestas literarias nuevas y llegar a la mayor cantidad de lectores posible, pero para lograrlo, en el caso de Alambique, tiene que superar la dificultad del presupuesto. A veces tengo que poner de mi bolsa para hacer una publicación.

¿Cómo fue la recepción de los primeros ejemplares?

Algunas personas me dijeron “qué chilero está, qué calidad que te dediqués a escribirlo a mano”, pero otras opinaron: “Está chilero, pero tu letra está mera fea”.

¿Y qué hiciste al respecto?

Lo de la letra mejoró. Tengo la peculiaridad de mezclar letras de molde con las de carta. Hacía un poco distinta la “s” y la “f”, eran grafías no tan fáciles de reconocer a primera vista, pero fui corrigiendo esos detalles; la letra es más clara ahora.

¿Cuál fue el primer título de Alambique?

“Atardecer de la espiga”, de German Albornoz Pellecer.

“Nueve años tiene la editorial Alambique. Hay dos colecciones: Bicorne y Caballo. La primera es de cuentos y la segunda, de poesía. El 8 de mayo presentará su vigésimo título “Pavloviana: La perra”, de Carolina Pineda, en la Casa Roja, en la zona 1”, explica Reyes.

¿Cuál es el precio de los libros de Alambique?

Eso varía según el volumen. Hay ejemplares de 28 a 30 páginas, pero también de 80, por eso algunos valen Q20 y otros Q30.

¿Cuánto tiempo te lleva escribir un libro completo?

El levantado de texto a mano toma una semana, pero, según el volumen, pueden ser hasta dos. Luego, el manuscrito original lo reproduzco y después viene el proceso de la elaboración física del libro, que para un tiraje de cien llevará otras dos semanas.

¿Cómo se afronta el tema del precio de los libros?

El problema es que un libro exótico de una editorial independiente cuesta desde Q50 hasta Q100, pero, ¿cuántas personas en Guatemala pueden pagar eso por un libro? El ideal de una editorial independiente es presentar material de calidad como propuesta literaria, como libro, y barato, para alcanzar a la mayor cantidad de lectores.

¿Crees que la educación en Guatemala le da a la lectura el lugar que merece?

Cuando se le toma en cuenta se le ve con carácter obligatorio y la lectura no es obligatoria, para mí tiene que ser una actividad cien por cien hedonista, si no te causa placer, no tiene ningún objeto que leás. El sistema educativo te obliga a leer “X” obra literaria, pero los estudiantes no se sienten identificados. Hay momentos para encontrarte con los libros y la infancia no es momento para encontrarse con libros como “La Ilíada”, por ejemplo.

¿Cualquier persona puede escribir un libro?

Sí y no; la recomendación número uno e imprescindible para escribir es leer. No podés escribir si no leés.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo