La presión de varios sectores pide una "tarjeta roja" para los federativos

La “jugada” hecha por los dirigentes de la Fedefut, que casi se convierte en un gol en propia meta para el país, volvió a encender las alarmas ante la posibilidad de una sanción mayor de parte de la FIFA.

Por Fernando Ruiz

Desde el recién creado Sindicato de Futbolistas Profesionales de Guatemala (Sifupgua) hasta varios diputados al Congreso, el rechazo a las alteraciones hechas a los estatutos de la Fedefut por parte del actual comité ejecutivo se ha hecho sentir con fuerza.

“Rechazamos totalmente la decisión del Comité Ejecutivo de la Fedefut y de la asamblea del futbol de presentar y aprobar dichos estatutos con las modificaciones ya descritas, sobre todo sabiendo que la postura de la FIFA para levantar la suspensión es la aprobación de los estatutos tal cual fueron aprobados el 25 de julio de 2017”, indicó el Sifupgua por medio de un comunicado.

“Los cambios hechos son drásticos y profundos, no de forma como quisieron hacerlo creer”, explicó Ranfery Aguilar, secretario de la comisión, quien indicó que otras medidas podrían tomarse en contra de los federativos.

“Lo único que tenía que hacer la Fedefut era ratifiar los estatutos aprobados en julio de 2017 y enviarlos a la CDAG para su aprobación definitiva, para enviarlos a la FIFA. Por supuesto que tenía que haber manoseo de parte de las autoridades actuales”, señaló fuertemente Leonel Lira, diputado de la bancada Encuentro por Guatemala.

“Después de la asamblea quedó claro que los directivos velan solo por sus intereses y no los del futbol nacional”. Luis Azmitia, diputado Movimiento Reformador

Con el tiempo en contra, el Congreso vuelve a la cancha

Haber alterado al menos tres artículos de los estatutos que el órgano rector del futbol mundial le exige aprobar a las autoridades locales para dejar sin efecto la suspensión vigente desde octubre de 2016, puede acarrear consecuencias más graves para Guatemala y exige acciones inmediatas.

Y es que el comité ejecutivo de Jorge Mario Véliz -el cual no cuenta con el reconocimiento de la FIFA-, aprobó con el respaldo de 59 votos en una asamblea extraordinaria el contenido de un documento que no corresponde del todo a los estatutos elaborados en julio del año pasado, los cuales debían entrar en vigencia de acuerdo con las reformas hechas por el Congreso en el artículo 90 de la Ley de la Cultura Física y el Deporte.

El intento de Véliz y de su grupo de aprobar unos estatutos que favorecen a candidatos que no llenan los requisitos para optar a la presidencia de la Fedefut y difieren en la conformación de su comité ejecutivo, no solo representan una ilegalidad, sino que también puede ser considerado por la FIFA como otro desacato a su mandato y a la fecha límite que estableció (30 de abril) para que Guatemala no se exponga a sanciones más severas entre las que podría estar la desafiliación.

Por lo pronto, integrantes de la comisión de Deportes del Congreso citaron para mañana (10:30 horas) a los dirigentes de la Fedefut para que expliquen el porqué de las alteraciones, junto con representantes de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG).

A falta de una confirmación oficial, la Fedefut habría citado a sus miembros a una nueva asamblea extraordinaria para el miércoles (10 horas) para aprobar en ella los estatutos que llevarían a la FIFA a considerar que se levante el castigo.

Las acciones deben ser rápidas

  • Lo antes posible, la Fedefut debe aprobar ante su asamblea la entrada en vigencia de los estatutos que la FIFA revisó y avaló el año anterior.
  • Posteriormente, el documento debe llegar a la CDAG para que reciba el visto bueno y volver a los federativos para que se le traslade a la FIFA.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo