Empresarios aceptan que sobornaron al prófugo Alejandro Sinibaldi

La jueza Ericka Aifán escuchó la frase “sí, acepto” cuando le consultó a cada uno de los nueve sindicados por la acusación que hizo la Fiscalía y la CICIG en el caso “Construcción y corrupción”.

Por Kenneth Monzón

Nueve empresarios de la construcción aceptaron los cargos durante un juicio abreviado en la “megasala” del Organismo Judicial (OJ). La jueza Ericka Aifán llamó a cada uno y en el banquillo de los acusados reconocieron haber pagado millones de quetzales como sobornos al prófugo exministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda Alejandro Sinibaldi.

La audiencia inusual es parte de la investigación del caso “Construcción y corrupción” que hizo el fiscal Carlos Videz junto con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

“Sí, acepto”, se escuchó nueve veces cuando la jueza Aifán le consultó a cada uno de los sindicados de cohecho pasivo si habían pagado sobornos por medio de las empresas de cartón de Sinibaldi, quien obtuvo US$10 millones y los gastó en viviendas lujosas, yates, dos helicópteros y diversos objetos.

Pide penas mínimas

Durante más de tres horas el fiscal Videz leyó más de 300 medios de convicción, entre ellos los cheques que firmaron los constructores y las facturas que recibieron de las entidades de Sinibaldi para fingir la legalidad de los servicios.

Videz solicitó imponerles una pena de cinco años de prisión conmutables a Q100 por día (Q182 mil 500 en total), más el pago de una multa de Q500 mil. La defensa se opuso y solicitó que sean cuatro años de cárcel conmutables a Q5 diarios (Q9 mil 125).

Tramos

“También veremos que se comprometan a reparar tramos carreteros”, añadió el fiscal Videz, que aún espera la apertura a un debate en contra de otros 25 sindicados, que se hará en mayo de 2018.

Después de la Semana Santa se sabrá el veredicto de la jueza Aifán y los tramos que deberán reparar los empresarios. Se adelantó que uno de estos son los 10 kilómetros dañados que hay desde Parramos hasta Chimaltenango.

“Pido perdón a mi familia y al pueblo de Guatemala. Debemos hacer las cosas bien”. Raúl Eduardo Alvarado Cuevas, de Ingeniería y Arquitectura Tekton.

 

“Los juicios abreviados también nos confirman que sí hubo pago de los sobornos y ayudan al proceso”. Carlos Videz, fiscal

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo