Temor en Texas tras explosión de quinto paquete bomba

Continúa la ola de ataques con paquetes bomba en Texas; una quinta explosión se registró este martes en Schertz, en el interior de un centro de distribución de FedEx, dejando un herido.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

En declaraciones este martes, la agente especial del FBI, Michelle Lee, indicó que la explosión en Schertz tuvo lugar alrededor de la 1 de la madrugada. Un empleado del centro de distribución FedEx resultó herido, pero fue atendido por médicos y ya ha sido dado de alta.

Lee dijo que, aunque todavía es anticipado en la investigación, “sería una tontería no admitir que se sospecha que (el estallido) está relacionado” con los cuatro ataques registrados recientemente en Austin, que han dejado dos muertos y cuatro heridos.

La funcionaria no precisó cómo era el paquete que estalló este martes.

Explosión de paquete bomba en Texas Foto: AFP

En un primer momento, la policía barajó la hipótesis de posibles delitos de odio racial, pero ahora las víctimas son afrodescendientes, hispanos y blancos de diferentes zonas de Austin, una ciudad cada vez más diversa.

Tras buscar posibles vínculos entre los fallecidos y heridos, la policía admitió que la existencia del cable trampa supone que la elección de las víctimas podría ser totalmente aleatoria.

Las autoridades han advertido a los residentes que se alejen de paquetes sospechosos o inesperados, desatando el temor de las personas a recibir uno de estos explosivos en la puerta de su casa, especialmente por el aumento de las compras por Internet.

Buscan a "atacante serial"

"Claramente estamos lidiando con lo que por ahora esperamos que sea un atacante serial", dijo en rueda de prensa el jefe de policía de Austin, Brian Manley, el lunes.

La primera bomba estalló el viernes 2 de marzo y otras explotaron diez días después; un cuarto paquete estalló el lunes. Los artefactos fueron fabricados con componentes de venta libre en ferreterías.

"¿Esto es terrorismo? ¿Está vinculado al odio?", se preguntó Manley. "Como dijimos desde el principio, no estábamos dispuestos a clasificar esto como terrorismo, como (crímenes de) odio, porque simplemente no sabemos lo suficiente", agregó.

 

 

Detener al atacante "es la máxima prioridad", reconoció el alcalde de Austin, Steve Adler, añadiendo que "un ejército de agentes federales" participa en los operativos de búsqueda. "Vamos a averiguar quién es el responsable de esto y vamos a detenerlo", prometió.

*Con información de AP y AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo