Liberan a salvadoreña condenada a 30 años por ley antiaborto

Maira Figueroa recuperó este martes su libertad tras 15 años en la cárcel, sentenciada por homicidio agravado tras sufrir un aborto espontáneo.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Tras purgar la mitad de su condena de 30 años, la salvadoreña Maira Figueroa recuperó este martes su libertad luego de que la Corte Suprema de Justicia conmutara su pena.

La centroamericana fue acusada de homicidio agraviado después de que sufriera un aborto espontáneo en 2003. Es es la segunda mujer en ser beneficiada por el máximo tribunal de justicia de El Salvador en un caso similar.

De acuerdo con la resolución, se sustituyó la pena original por la de 15 años que la mujer pasó en el Centro de Readaptación para Mujeres en Ilopango, en la periferia este de la capital.

Maira Figueroa Foto: AFP

Ahora voy a empezar de nuevo y recuperar el tiempo perdido”, dijo Figueroa al salir de la cárcel para reunirse con sus familiares y miembros de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico y Eugenésico.

Voy a seguir apoyando a las mujeres que siguen adentro pagando por algo que no cometimos”.

Celebramos la libertad de Maira Verónica, una mujer que después de 15 años de cárcel por un crimen que no cometió hoy puede empezar a reconstruir su vida”, manifestó por su parte Morena Herrera, de la Agrupación Ciudadana.

Figueroa Marroquín, ahora de 34 años, quedó embarazada cuando tenía apenas 19 años de edad. Poco antes de que el embarazo llegara a término, mientras se desempeñaba como trabajadora doméstica, experimentó complicaciones que la llevaron a sufrir una emergencia obstétrica. Fue procesada por homicidio y, según la Agrupación Ciudadana, sin testigos o pruebas directas y la falta de una “defensa legal adecuada” fue condenada a prisión.

Maira Figueroa Maira Figueroa. Foto: AFP

El pasado 31 de enero, la defensa de la mujer solicitó la conmutación de la pena para Figueroa Marroquín y dos meses después la Corte Suprema resolvió reducir la condena a 15 años de cárcel.

La dureza de la ley antiaborto en El Salvador trascendió en 2013 con el caso de Beatriz, una joven de 22 años que padecía lupus y a la que se le impidió interrumpir su embarazo a pesar de que el feto no había desarrollado el cerebro y estaba condenado a morir al nacer.

*Con información de AP y AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo