El olvido rodea la zona de adyacencia

Pobladores que viven en el área que no está definida entre Guatemala y Belice esperan que después de la consulta popular del 15 de abril su situación mejore.

Por Saira Ramos

Se llama Dalila y tiene siete años. La pequeña es una de las tantas niñas que viven en la comunidad San José Las Flores, en Melchor de Mencos, Petén, la cual se ubica en la zona de adyacencia entre Guatemala y Belice.

Su casa es pequeña, pero con un patio grande. Su única distracción es correr con sus hermanos y sus amigos por los caminos de tierra y piedra que separan a las demás viviendas; le gustan las caricaturas, pero no tiene televisión. 

En San José Las Flores no hay servicios básicos. Sus pobladores se limitan a sobrevivir de la agricultura y de algunos proyectos que financia el Gobierno británico desde hace algunos años. 

Los comunitarios esperan que su situación mejore después de que los gobiernos de Guatemala y Belice realicen una consulta popular sobre el diferendo territorial, insular y marítimo entre ambos países. Guatemala hará la consulta el 15 de abril.

Muertos en la comunidad

De San José Las Flores era Julio Alvarado Ruano, de 13 años, quien murió en abril de 2016 luego de que un grupo de soldados beliceños le disparara. 

Después del incidente la atemorizada familia de Julio se marchó de la comunidad, sin recibir toda la ayuda que les ofrecieron varios funcionarios, dijo Carlos Alvarado, padre de la víctima. 

El Ejército de Belice ha matado a 10 guatemaltecos en la zona de adyacencia en los últimos 17 años, entre ellos está Jonás Desdicho Pérez y Samuel Ramírez, de San José Las Flores. Sus asesinatos todavía siguen impunes.

Sobreviven con proyectos

A lo largo de la zona de adyacencia hay 42 comunidades y unas 25 mil personas. Sin embargo, solo ocho aldeas casi dos mil personas han sido las beneficiadas con los 14 proyectos productivos que financia el Gobierno británico. 

Claudia Baños, directora ejecutiva de la organización Visión Guatemala Futura, explicó que la ayuda se priorizó en las zonas con indicadores de extrema pobreza y por sus antecedentes de conflictividad con el Ejército beliceño al ingresar a su territorio en busca de mejores condiciones de vida.

Entre los proyectos están los agroforestales, las becas estudiantiles a las cuales podrán optar Dalila y sus hermanos una vez terminen la primaria, la de las gallinas ponedoras, crianza de cerdos y pollos, panadería, siembra de hortalizas, botiquines médicos y un centro nutricional para menores de cinco años con un grado de desnutrición. Se estima que hay más de 300 niños con algún grado de desnutrición.

Proyectos funcionales

“Hemos sido testigos de que con las contribuciones de Reino Unido se ha disminuido la conflictividad en las comunidades”, dijo la embajadora de ese país en Guatemala, Carolyn Davidson, durante un recorrido por San José Las Flores.

En el último año, el Gobierno británico ha invertido más de Q400 mil en los proyectos para las comunidades de la zona de adyacencia.

Los datos que debes conocer

  • Para llegar a San José Las Flores hay que recorrer tres horas por una carretera de tierra en malas condiciones y en vehículos de doble tracción.
  • La comunidad se asentó en el lugar hace 28 años. Sus habitantes están entre las edades de cero a 60 años.
  • Una familia de San José Las Flores tiene en promedio entre cinco y seis hijos. En el lugar hay dos parteras (comadronas). La madre más joven es una menor de 11 años.
  • Sobreviven comiendo frijol y tortillas; pollo, en casos excepcionales.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo