Inicia el Mobile World Congress en Barcelona

El congreso mundial de telefonía móvil, organizado por el consorcio de operadores de telecomunicaciones GSMA, abrió sus puertas este lunes para mostrar las innovaciones del sector.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

En un contexto todavía tenso entre Madrid y Barcelona por el fallido intento separatista del año pasado, el Mobile World Congress (MWC) fue inaugurado este lunes por el rey Felipe VI.

El MWC, donde cada año los gigantes de las telecomunicaciones lanzan sus productos de última generación, espera recibir más de 100 mil visitantes en los cuatro días que tendrá abiertas sus puertas (del 26 de febrero al 1 de marzo).

Su impacto económico es fundamental para España, ya que generará (según sus organizadores) más de 471 millones de euros.

Mobile World Congress Barcelona 2018 Foto: AFP

En la edición 2018, los visitantes podrán ver los avances de la muy esperada tecnología 5G, una conexión móvil que acelerará exponencialmente la transmisión de datos.

Las novedades en materia de inteligencia artificial e Internet también serán uno de los temas más comentados.

Lo que hay que ver

Según el gabinete especializado Gartner, unos 2 mil expositores, operadores, industriales, fabricantes de teléfonos móviles o empresas emergentes, provenientes de 200 países, mostrarán las principales tendencias.

Lee también: Samsung oficializó sus nuevos Galaxy S9 y S9 Plus

Fabricantes de automóviles, como Ford y BMW; el aeronáutico Airbus y ligas deportivas de fútbol y la NBA también están presentes en los pasillos del congreso.

Mobile World Congress Barcelona 2018 Foto: AFP

Al evento también asistirán representantes de organismos españoles y organizaciones internacionales, como el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; el presidente del ente regulador de las telecomunicaciones de Estados Unidos, Ajit Pai, y el comisario europeo a cargo del mercado digital, Andrus Ansip, entre otros.

En medio del problema político

El MWC tiene lugar a pocos meses de la tentativa secesionista en Cataluña que generó inestabilidad política en el país. La crisis empujó a más de 3 mil empresas a sacar sus sedes sociales de esta región del noreste de España.

Y el evento de esta semana no escapó a las tensiones: la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, rehusaron dar la bienvenida al rey Felipe VI en la recepción oficial, organizada la noche del domingo.

Algunos manifestantes independentistas también esperaron en pleno aeropuerto a los participantes del congreso, portando afiches que decían en inglés "Vergüenza de Europa".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo