Ante escepticismo, Papa reabre comisión sobre abusos sexuales

El Pontífice encargó al arzobispo Charles Scicluna la misión de investigación contra el obispo Juan Barros, después de recibir duras críticas en Chile por "defenderlo".

Por AP

El papa Francisco reactivó este sábado una comisión consultiva sobre abusos sexuales con el nombramiento de nuevos integrantes, tras las críticas recibidas por la forma en que manejó el escándalo de un obispo chileno que fue acusado por las víctimas de haber sido testigo e ignorado los abusos.

El anuncio sobre los nuevos miembros de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores se produjo el mismo día en que un investigador del Vaticano escuchará en Nueva York el testimonio de uno de los principales denunciantes del escándalo de encubrimiento en Chile.

Francisco encargó al arzobispo Charles Scicluna la misión de investigación contra el obispo Juan Barros, después de que el propio pontífice recibió duras críticas en Chile por defender a Barros y considerar que las acusaciones de las víctimas contra él fueron calumnias.

El mandato inicial de tres años de la comisión expiró el pasado 17 de diciembre. El pontífice argentino nombró el sábado a nueve integrantes nuevos y mantuvo a siete del grupo inicial. En un comunicado, el Vaticano dijo que en la institución hay sobrevivientes de abusos, pero no los identificó para proteger su privacidad.

Ninguno de los defensores laicos más abiertos que apoyan a las víctimas del grupo original regresó, pero una declaración enfatizó que el trabajo de la comisión estará impregnado en todo momento con la experiencia sufrida por las víctimas.

Los miembros de la Comisión abrirán su sesión plenaria de abril reuniéndose con las víctimas en privado y las conversaciones continuarán a fin de crear un "panel consultivo internacional de sobrevivientes" para que asesore a la comisión y asegure que las voces de las víctimas serán escuchadas en todas sus deliberaciones, agregó la declaración.

Francisco creó la comisión en diciembre de 2013, en respuesta a las quejas de que no había priorizado lo suficiente la lucha contra el abuso y el encubrimiento. La misión del grupo era asesorar al papa sobre las mejores prácticas para proteger a los menores de edad, pero se enfrentó a una fuerte resistencia interna a algunas de sus propuestas principales.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo