Diputada considera que debe ser el Presidente quien reintegre los fondos a SAAS

La Contraloría estima que aproximadamente Q200 mil deberán ser retornados al erario público.

Por Nancy Alvarez

Luego de que la Contraloría General de Cuentas (CGC) diera a conocer que se solicitará el reintegro de los fondos que la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia de la República (SAAS) invirtió en artículos para uso personal del presidente Jimmy Morales, el tema fue analizado hoy en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas.

De acuerdo con la Contraloría, en un plazo no mayor a 20 días el titular de la SAAS, Orlando Ramírez, debe reembolsar al menos Q200 mil por los gastos en accesorios para el gobernante.

Como invitada en cabina participó Nineth Montenegro, diputada de Encuentro por Guatemala (EG); mientras que por la vía telefónica se conversó con el subcontralor de Calidad del Gasto, César Elías.

Ambos funcionarios coincidieron en que los fondos debieron haber salido del salario del mandatario y no de los recursos asignados a la Secretaría.

Si bien la parlamentaria reconoció que no solo Morales, sino todos los anteriores presidentes y vicepresidentes, han gozado de ciertos privilegios, entre estos, que se les proporcione vivienda, cocinera, jardinero, alimentos, vehículos y pilotos; detalló que los gastos hechos por la SAAS que salieron a la luz recientemente están fuera de esa “normalidad”.

Lee también: SAAS "asume responsabilidad" por las compras realizadas para al presidente

En cuanto a los alimentos, la legisladora opinó que pueden darse actividades protocolarias como un almuerzo o cena, lo cual absorbe el Estado. Pero en el tema específico de los vinos, whisky, joyas, flores, pastillas de menta, ropa deportiva, y otros productos, no correspondía a SAAS solventarlos.

“No suena lógico comprar pantalones de lona, champú, vitaminas, lentes y cosas que no solo son gastos superfluos, sino que deberían ser absorbidos como gastos personales”, expresó.

“Siendo un país tan pobre y el presidente con un salario suficientemente abundante no necesitaría hacer uso de esto”, añadió.

Según la parlamentaria, los más de Q300 mil que según una investigación periodística erogó la SAAS por compras de Morales, salió de un rubro denominado “gastos imprevistos”, en el cual “meten cualquier cosa y se puede volver una caja de pandora”.

Además de este apartado, se cuenta con una caja chica que es para alimentos y “todos los presidentes han usado”, dijo Montenegro.

Sobre ello, Elías explicó que los gastos imprevistos son cuando en el ejercicio de las funciones públicas ocurre algo inesperado, por ejemplo que falla la llanta de un vehículo o se quedan sin batería del automóvil durante un viaje.

“Lo que se hace es comprar el artículo para movilizar el vehículo y al llegar a la oficina con la factura se pide el reintegro del dinero”, expuso.

“En este tipo de gastos, yo entiendo que el presidente necesitaba los productos, y se los hubieran comprado (la SAAS), pero después debió decir cuánto debo y devolverlo”, indicó.

Por esta situación, la diputada resaltó la necesidad de que la Contraloría tenga “más dientes” y que refuerce los controles para garantizar la calidad del gasto.

“Es importante que la Contraloría revise cómo se gasta y no solo cuánto se gasta”, dijo.

 

Ayer, la bancada EG realizó una citación con el jefe de la SAAS y el subcontralor. El ambiente que se vivió fue “bastante tenso”, porque Ramírez insistió en justificar los gastos como una necesidad de atender al presidente y como una facultad más de esa Secretaría, recordó Montenegro.

La entrevistada señaló que SAAS gastó el 99.78% del presupuesto de 2017, y solo para alimentos erogó Q11 millones, de los cuales Q500 mil fueron para camarones. También se registró en su ejecución presupuestaria la compra de un perro y de 281 celulares.

Reintegro debería hacerlo Morales

Montenegro no descartó que eventualmente surjan necesidades de hacer alguna compra con urgencia, pero en ese caso correspondería que, si SAAS proporciona los recursos y se trata de gastos personales, el presidente debería devolver después ese dinero.

En tanto, el subcontralor César Elías coincidió con lo dicho por Montenegro, acerca de que Morales debió sufragar esas compras y no la SAAS.

Sin embargo, explicó que la ley establece que las personas encargadas o responsables de la ejecución presupuestaria son las máximas autoridades de cada entidad y en este caso es el secretario Ramírez.

Aunque indicó que los funcionarios no deben hacer uso del cargo para beneficio personal, por lo cual se continúa analizando el caso por parte del equipo de auditoría y las responsabilidades podrían alcanzar al presidente.

El funcionario indicó que por ahora se tiene un estimado de Q200 mil que deben ser reintegrados; sin embargo, la cifra podría aumentar conforme avance el análisis de las diferentes compras.

Elías reiteró que las cosas personales deben ser sufragadas con los salarios de los funcionarios públicos.

“Los lentes debieron ser pagados con el salario del presidente. Cada vez que se compren artículos, estos deben llenar características de calidad, precio y adquirir productos que económicamente sean más favorables para el Estado”, aseguró.

Y explicó que es muy probable que, además de requerir el reintegro de los recursos financieros, se sancione a los funcionarios, pues la auditoría interna de la SAAS no advirtió nada sobre el tema.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo