Ministro de Finanzas explica por qué fue destituido Solórzano Foppa

Antes de que se anunciara la decisión de su salida del cargo, el entonces superintendente de la SAT dijo ayer que “lo más seguro" era que su destitución se realizaría por la tarde cuando el directorio se reuniera.

Por Nancy Alvarez
AFP
Ministro de Finanzas explica por qué fue destituido Solórzano Foppa

El ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, se refirió este jueves en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, a la destitución de Juan Francisco Solórzano Foppa como jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Según el funcionario, la remoción del superintendente se hizo en cumplimiento a temas legales debido a que no se cumplió la meta de recaudación de 2017.

“El superintendente de la SAT es la única figura en la administración pública que tiene una meta cuantitativa, medible concreta, mediante la cual se hace la evaluación de su desempeño y la ley fija que es motivo de remoción el no cumplirla”, aseguró.

Meta sin cumplir

De acuerdo con Estrada, la SAT presentó el martes el análisis de las cifras de recaudación de 2017, y posterior a ello el directorio analizó esos resultados y los diferentes factores que podían incidir en que no se cumpliera la meta, establecida en Q57 mil 463 millones.

Las clausulas del contrato que respalda la fijación de la meta establecían ciertas condiciones en las cuales se puede ajustar, entre estas: el crecimiento económico, tipo de cambio, crecimiento de importaciones, Producto Interno Bruto (PIB) real y nominal, medidas legales.

Faltaban Q1 mil 286 millones y tras tomar en cuenta los factores referidos, incluidas las resoluciones de la Corte de Constitucionalidad acerca de una empresa minera y la eliminación del arancel del pollo, se podía explicar Q1 mil 118 millones, pero aún quedaba una brecha que era del 2.2% de la meta fijada.

“Pero seguía siendo un incumplimiento y el contrato lo establece así, entonces al directorio le toca decir. Estamos amarrados por una estructura de la ley que nos hace tomar una decisión obligatoria. La decisión fue irse por derecho”, aseguró.

Ese diseño institucional está hecho para evitar la discrecionalidad en este tipo de casos, aunque a su criterio, la evaluación tiene que ser una herramienta más amplia de factores.

Si el directorio actuaba de forma contraria, incluso podría establecerse que había incumplimiento de deberes porque tenía la obligación de analizar y evaluar los resultados de 2017.

Estrada señaló que personalmente asume la responsabilidad por no haber alcanzado la meta de recaudación, tomando en cuenta que él preside el directorio de la SAT.

“Se lo he dicho al presidente que si él considera que es el momento que me tenga que ir ante esto, pues yo estoy dispuesto. Mi puesto está disponible, digamos, en cualquier momento”, aseguró.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo