Guardia "vendió" a su conviviente a los pandilleros

Se conocen los detalles del crimen del director de la cárcel "el Infiernito"

Por Kenneth Monzón
Foto: Omar Solís
Guardia "vendió" a su conviviente a los pandilleros

Una guardia habría entregado a su conviviente, el director de la cárcel de máxima seguridad “el Infiernito”, a los mareros por Q15 mil. Este es uno de los detalles que se conocieron durante una audiencia ante la jueza Claudette Domínguez.

Se trata de la indagatoria a tres guardias de la Dirección General del Sistema Penitenciario. La Fiscalía los acusa de haber integrado una estructura criminal que coordinó y asesinó a José María Pérez Corado, quien dirigía la cárcel de Escuintla donde cumplen condenas por extorsiones y asesinatos más de 300 pandilleros del peligroso “Barrio 18”.

La guardia Julia Verónica Velásquez Cifuéntes mantenía una relación sentimental con Pérez Corado, detalla la acusación. La mañana del 22 de abril de 2017 tomó su celular y llamó a “Chema” como era conocido el director del penal. Lo citó para que llegara solo al parque de la cabecera de Escuintla.

Los detectives cuentan con diversas llamadas telefónicas que hizo Julia con la supuesta negociación por Q15 mil para decirles a los integrantes de la pandilla la hora y el lugar en que llegaría Pérez Coronado.

Baleado

Dos hombres sabían hasta la forma en que iba vestido Pérez Coronado y al verlo caminar en el parque le dispararon. Después escaparon en una motocicleta roja, según la acusación que también salpicó a los guardias Lluvia Emilia Vega Alay y Ludin Danilo Quiñones Mateo. Junto con ellos está en prisión el presunto pandillero Ernesto Alonso Loarca Quezada, apodado “el Slappy”.

El caso cuenta con el testimonio de un pandillero como colaborador. Ese día manejó la motocicleta en donde escapó Loarca Quezada y otro pandillero, Víctor Solís Méndez, apodado “Little Happy”, quien está prófugo.

Los acusados

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo