Con un tamal y un vaso de ponche celebran la Navidad en los hogares del Estado

Alegría, ilusión y esperanza refleja el rostro de los menores internos al recibir un poco de afecto y generosidad.

Por Saray Velásquez

El mes de diciembre es uno de los más esperados para los menores internos en los hogares del Estado, pues por la época, las autoridades realizan distintas actividades de convivencia.

La Secretaría de Bienestar Social (SBS) organiza durante esta fecha varias con el objetivo de que los menores puedan compartir con sus compañeros del centro momentos de alegría y aprendan la importancia de dar y compartir amor.

La licenciada Patricia Contreras; el Subsecretario de Reinserción y Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal, Francisco Molina y equipo de la institución participaron en las actividades en todos los centros y hogares de la SBS.

"Estas celebraciones en familia crean vínculos emocionales de amor y la alegría", dijo Contreras durante la actividad en el hogar de Protección a Varones y Adolescentes Mujeres con Discapacidad.

 

También se llevó a cabo la celebración con adolescentes recluidas en el centro correccional para mujeres"Los Gorriones".

Protección y abrigo

Los hogares del Estado brindan protección residencial temporal a los niños, niñas y adolescentes comprendidos de 0 a 18 años que hayan sido separados de sus progenitores o tutores a consecuencia de la vulneración de sus derechos, referidos por orden de un Juez de Niñez y Adolescencia.

Actualmente hay menores en las correccionales Los Gorriones, ruta a San Juan Sacatepéquez; Las Gaviotas, zona 13; el anexo en ese mismo lugar y Etapa 2, San José Pinula y los delitos en los que más incurren los adolescentes según las autoridades son, extorsiones, asesinato, robo, violación, homicidio, asociación ilícita y femicidio.

Denuncias

El pasado 8 de marzo se registró una de las tragedias más grandes en Guatemala.  Al menos 37 niñas fallecieron en un incendio  en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Luego del suceso salieron a luz casos de abusos y el hacinamiento en el que viven los menores, que en varias ocasiones, se han quejado de maltrato por parte de los monitores y de la mala calidad de la comida.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo