Persona sin techo donó lo último que tenía para ayudar a una mujer, y su noble gesto le cambió la vida

El desinteresado acto de Johnny Bobbitt Jr. para ayudar a la joven mujer, quien se había quedado sin gasolina en medio de una solitaria carretera, fue recompensado de una sorprendente y conmovedora manera.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Esta conmovedora historia dio inició hace algunas semanas en la ciudad estadounidense de Filadelfia. Johnny Bobbitt Jr., un veterano de la Armada de Estados Unidos sin hogar, se encontró de pronto en un dilema: ayudar a otra persona o conservar los últimos 20 dólares que le quedaban para sobrevivir.

Johnny no tardó mucho en tomar su noble decisión, misma que a la postre le cambió por completo la vida.

Sola y a altas horas de madrugada, Kate McClure se quedó sin gasolina en una carretera cercana al lugar donde vivía el veterano. Johnny se acercó a la aterrada mujer y le ofreció desinteresadamente su ayuda.

https://www.instagram.com/p/BY_7qWaHFpB/?taken-by=k8_the_gr8_____

Acto seguido, marchó hasta la gasolinera más cercana, sacó de su bolsillo el dinero, y emprendió su regreso con el combustible en la mano.

Kate se mostró agradecida con el veterano, pero cuenta que en ese momento no pudo devolverle lo que él había gastado, porque en ese momento no llevaba efectivo consigo.

Fue entonces cuando decidió crear una campaña de recaudación de fondos destinada a apoyar a Johnny.

Johnny no me pidió dinero, y yo no pude devolvérselo en ese momento porque no tenía efectivo”, escribió la mujer de 27 años, en GoFundMe.com, la página para la recaudación.

De acuerdo con el sitio RT, la meta inicial, de 10 mil dólares, fue batida en pocos días, y en menos de un mes el monto recaudado superó los 400 mil dólares.

Gracias a ese dinero, Johnny ha dejado de vivir en la calle, ha comprado una casa nueva y hasta el carro de sus sueños, un Ford Ranger modelo 1999.

El sentimiento es algo indescriptible”, escribió el exmilitar, añadiendo que donará parte de los fondos a organizaciones de ayuda humanitaria y a otros veteranos sin techo.

Seguiré agradeciéndoles a diario el resto de mi vida”, expresó el generoso ciudadano, cuyo noble gesto le significó una nueva vida y una sonrisa permanente en el rostro.

Ahora, a Johnny solo le queda la asignatura pendiente de conseguir un empleo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo