Presidente hondureño mantiene ventaja tras recuento parcial de votos

Luego de que el Tribunal Supremo Electoral concluyera este domingo un recuento parcial de votos, Juan Orlando Hernández mantenía su ventaja en los comicios.

Por AFP

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), David Matamoros, dijo que "el resultado es consistente" con el que había dado previamente de 1.6 puntos a favor de Juan Orlando Hernández, del derechista Partido Nacional (PN), sobre el opositor Salvador Nasralla, de la izquierdista Alianza de Oposición Contra la Dictadura.

"Tal como veníamos diciendo, el resultado es consistente" con el que se había dado, afirmó Matamoros a la prensa tras el recuento de los votos de 4 mil 753 urnas.

Según explicó, el TSE empezará a analizar las impugnaciones presentadas al proceso electoral la tarde del domingo.

David Matamoros, presidente del TSE de Honduras David Matamoros, presidente del TSE de Honduras. Foto: AFP

Ante los reclamos de los observadores de la Unión Europea y la OEA, el tribunal inició el jueves el conteo de los votos de las más de 4 mil actas que entraron al sistema informático tras una serie de interrupciones, y que dieron la ventaja a Hernández.

En esas actas, Hernández aventajó a Nasralla con 55.11 % contra 31.54 %. Con la totalidad de los votos contados, Hernández encabeza las elecciones con 42.98 %, frente al 41.38 % de Nasralla.

Proceso impugnado

La alianza opositora impugnó el viernes la votación y el escrutinio, al señalar que hubo "alteración por dolo de las actas del escrutinio" para asegurar la reelección de Hernández.

"Ellos (los magistrados del TSE) saben que este proceso es totalmente fallido, es un proceso donde hay un robo por todos lados", aseguró Nasralla, tras presentar el recurso junto con el abogado y gerente de campaña de su partido, Marlon Ochoa.

El recurso busca anular los comicios y el resultados de las 18 mil 103 mesas electorales, según el documento presentado por los opositores.

En un primer resultado, con un caudal de 57 % de los votos, el TSE dio una ventaja de cinco puntos a Nasralla pero, después de una cadena de interrupciones en el sistema informático, el resultado se revirtió hasta dar ventaja al presidente.

Como consecuencia, estallaron protestas en las calles y Honduras se sumió en una profunda crisis política, quedando en la mira de la comunidad internacional por un presunto fraude electoral.

La candidatura de Hernández, además, es cuestionada por varios sectores, ya que la Constitución prohíbe la reelección.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo