Procesan al “cerebro” de la liberación de un reo en el Hospital Roosevelt

Por videoconferencia comparece junto a dos “socios” en el Juzgado de Mayor Riesgo A.

Por Kenneth Monzón

La jueza Claudette Domínguez indagó, por videoconferencia, al pandillero Ángel Gabriel Reyes Marroquín, alias “Blanco” y “White”, considerado por los detectives como el “cerebro” de la violenta liberación de Anderson Daniel Cabrera Cifuentes, “Liro boy”, del Hospital Roosevelt el 16 de agosto de 2017.

Durante la audiencia el fiscal contra las extorsiones Donis Cisneros acusó de haber cometido extorsiones a dos de sus “socios” salvadoreños: Byron Jonathan Isaí Estrada Flores, apodado “Chispa” y “Payaso”, y Óscar Armando López, “el Snoopy”.

“Tengo 33 años, soy soltero y ya cumplí una condena de 15 años (de cárcel) por homicidio”, declaró Reyes Marroquín cuando la jueza le preguntó por su nombre.

El pandillero Reyes se había fugado del hospital de Cuilapa, en Santa Rosa, el 19 de agosto de 2014 y estaba por enfrentar un debate por un asesinato. Fue recapturado el 13 de octubre de 2017 en la cabecera de Chimaltenango.

Los detectives lo consideraron como “el cerebro” de la liberación de su líder Cabrera Cifuentes luego de haber asesinado a seis personas.

Procesan al “cerebro” de la liberación de un reo en el Hospital Roosevelt Cortesía

Recompensa

Las autoridades ofrecen Q150 mil como recompensa para la captura del peligroso pandillero Cabrera Cifuentes.

Durante la audiencia el fiscal Cisneros recordó que los salvadoreños exigían Q300 semanales a los comerciantes de Chimaltenango, Quetzaltenango y en la zona 5 de la ciudad.

El testimonio del colaborador Juan Carlos Simons Vargas fue escuchado durante la audiencia y los señaló como integrantes de la estructura.

“Les daban Q15 mil para comprar un carro y un teléfono cada primero de mes que servía para coordinar los asesinatos”, se escuchó.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo