Los momentos más memorables de Andrea Pirlo, quien anunció su retiro del futbol

A sus 38 años, el italiano Andrea Pirlo, conocido como "el Arquitecto", campeón del mundo en 2006 le pondrá fin a su carrera profesional en la que acumuló grandes momentos.

Por Fernando Ruiz

"Mi aventura con el New York se termina, pero también mi recorrido como jugador profesional", escribió Pirlo en su cuenta de la red social Twitter, para agradecerle a su familia así como "a cada club por el que he tenido el honor de jugar y cada compañero con el que he estado contento de jugar".

Pirlo dejó la Juventus al final de la temporada 2014-2015, tras ganar su sexto Scudetto (cuatro con la Juve, dos con el AC Milan), para jugar en el New York City FC, un epílogo en la liga estadounidense en el que compartió equipo con el español David Villa y el inglés Frank Lampard, tres de los grandes europeos de la última década.

El italiano ya había dicho que la actual temporada sería la última y su equipo cayó el domingo en las semifinales de la conferencia Este del campeonato MLS frente al Colombus.

Formado en el Brescia, Pirlo jugó en el Inter de Milán y en la Reggina antes de llegar al Milan, con el que ganó la Champions en 2003 y 2007.

En 2011 se unió a la Juventus, con la que brilló para añadir a su palmarés cuatro títulos de la Serie A y una Copa de Italia.

El recital de su carrera

"El negocio del siglo", señaló sobre el pase de Pirlo del Milan a la Juve otra leyenda, Gigi Buffon, también campeón del mundo con Italia en 2006.

Su último partido en el fútbol europeo fue la final de la Champions perdida ante el Barcelona en 2015.

"Fue un honor compartir una parte de tu camino. Gracias maestro", escribió la Juventus en su cuenta de Twitter.

Pieza clave en el equipo que conquistó el Mundial 2006, Pirlo jugó 116 partidos con la selección italiana y marcó 13 goles.

Sin rapidez ni potencia, el delgado centrocampista destacó por su calidad de golpeo y pase, en particular en el juego largo. Además fue un futbolista de elegancia natural, con una extraordinaria visión de juego y un don para los libres directos.

Tras empezar como mediapunta, retrasó su posición al mediocentro, puesto en el que vivió los mejores años de su carrera. En 2012, en la Eurocopa de Ucrania y Polonia, dio un recital. Italia alcanzó la final, donde sucumbió ante España.

* Con información de agencias

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo