Finanzas sanas

"Sin cambios de gestión y revisión de proyectos no habrá presupuesto que alcance. Exijamos transparencia y eficiencia al Gobierno".

Finanzas sanas

Posiblemente, en noviembre muchas familias hacen cuentas de lo gastado durante el año, planifiquen las actividades para el fin de año y además hacen un proyecto de presupuesto para el año que viene. De la misma forma lo hace el Gobierno. Haremos un ejercicio sencillo para el entendimiento de lo propuesto por el Ministerio de Finanzas para 2018, reduciendo las cifras a miles en vez de miles de millones y suponiendo que es un presupuesto doméstico –de una pareja y dos hijos adolescentes–, que actualmente es de Q77,000 anuales. Para el año entrante están pensando gastar Q10,900 (14% más), por lo que su presupuesto será de Q87,900 (Q7,000 mensuales).

Sin embargo, sus ingresos anuales no han aumentado, son alrededor de Q65,000, por lo que les hará falta Q15,700, o sea tendrán un déficit. Ahora bien, ¿cómo lo van a financiar? Pueden hacer un préstamo, ya sea por medio de la tarjeta de crédito, un banco local o internacional, un prestamista u otros.

"No permitamos que los escasos recursos recaudados se despilfarren, si no que se inviertan, especialmente en los más necesitados".

El jefe de familia ha dicidido que solicitará un préstamo en el banco por Q13,500, y el resto lo conseguirá con un amigo. En el banco le preguntan en qué va a invertir los Q10,900 extra del año entrante. Él explica que gastará Q1,700 más en salud respecto a 2017, Q3,200 son para ampliar la casa, otra parte del dinero es para ayudar a un tío con su jubilación y que pagará parte de la deuda que viene arrastrando desde hace años. Se percata de que la mayoría de su presupuesto lo destina a mantener a sus parientes. De este, una tercera parte lo gasta en familiares que viven en otros departamentos, 17% en educación de sus hijos, 10% en salud, 8% en mantenimiento de su casa, 6% en seguridad, 16% a la deuda de la tarjeta y el resto en servicios como agua, electricidad, comida, vestimenta, transporte y otros. Resulta que su presupuesto es bastante rígido, ya que de una solo persona –el jefe de hogar– depende mucha gente que cada vez demanda más recursos. De cada Q100, tan solo Q16 no tienen un destino que viene de años anteriores.

En el banco le dicen que en estas circunstancias difícilmente le aprobarán el préstamo; sin embargo, le dan una serie de recomendaciones para lograr unas finanzas sanas en el hogar y así poder ser sujeto de crédito:

  • Revise en qué realmente está gastando su dinero y cuáles son los resultados. Pregunte a sus parientes en qué invierten los recursos que les envía mensualmente. Analice si sus familiares están más sanos y si están aprendiendo en la escuela o en la universidad. Examine si en su casa hay fugas de agua o gas y si mensualmente cuenta con el mantenimiento adecuado. Piense bien cómo apoyar al tío, ya que usted no puede tomar la responsabilidad de mantenerlo el resto de su vida.
  • Analice su desempeño personal en el trabajo. Piense cómo puede mejorar y obtener más ingresos. Cambie procesos, diversifique, haga algo distinto o trabaje extra. Su esposa no tiene un trabajo fuera de la casa, por lo que podría conseguir tareas remuneradas de tiempo parcial y lograr un aumento de ingresos en el hogar. También sus hijos pueden aportar al presupuesto general y no solo gastar los recursos.
  • Por último, ajuste su presupuesto. Elimine los gastos superfluos, haga economías, ahorre algo e identifique los rubros en los que se puede cambiar. Comente a sus parientes que ya no será tan gamonal como antes. Hable con su familia, explíqueles la situación y hagan un pacto. Sean realistas de cuánto tienen y lo que deben. Muestre a sus hijos lo importante que es aprovechar los estudios, prevenga en materia de salud, supervise el mantenimiento y regularmente haga una sesión donde cada uno rinda cuentas acorde a sus compromisos. Y si sobran recursos al final del año, mejor paguen deuda o ahorren, pero no se lo gasten en bonos navideños. Conviene un trato con el banco que le dará una tasa de interés más baja que la actual.

"Sin cambios de gestión y revisión de proyectos no habrá presupuesto que alcance. Exijamos transparencia y eficiencia al Gobierno".

Al igual que el ejemplo anterior, se desea obtener bienestar para todos. Sin cambios de gestión y revisión de proyectos no habrá presupuesto que alcance. Exijamos transparencia y eficiencia al Gobierno. No permitamos que los escasos recursos recaudados se despilfarren, si no que se inviertan, especialmente en los más necesitados. ¿En qué podría ahorrar el Gobierno? ¿Está de acuerdo que se endeude más? ¿Cómo lograr que mejoren resultados, se premie el mérito, rindan cuentas y que las finanzas públicas sean sanas?