Renuncia la fiscal general que el gobierno argentino quería destituir

La fiscal general Alejandra Gils Carbó deja el cargo en medio de las presiones de la administración del presidente Mauricio Macri, quien la acusa de parcialidad con Cristina Kirchner.

Por AFP

"A esta altura de los acontecimientos, estoy persuadida de que mi permanencia en el cargo redunda en decisiones que afectarán de manera sustancial la autonomía del Ministerio Público Fiscal", dijo la fiscal general Alejandra Gils Carbó, en una carta de renuncia presentada el lunes al presidente Mauricio Macri.

Como balance de sus 20 años como funcionaria de la institución, dijo que la transformó "a la altura de los tiempos en materia de política criminal, con perspectiva de derechos humanos y acceso universal a la justicia".

Alejandra Glis Carbó Alejandra Glis Carbó, exfiscal general. Foto: AFP

El presidente argentino había declarado que la ahora exprocuradora tenía una "manifiesta militancia kirchnerista", en referencia a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015).

"Ha usado ese lugar para detener, demorar y enturbiar las investigaciones de hechos de corrupción de la gestión anterior y crear sistemáticamente imputaciones al Gobierno con los fiscales que designó", dijo en julio Macri.

Mauricio Macri en un discurso Mauricio Macri. Foto: AFP

Una fiscal que depende de la exprocuradora había impulsado una denuncia por corrupción contra Macri por un acuerdo que perdonó una deuda de casi 4 mil millones de dólares que las empresas de su familia mantenían de los años en que tuvieron la concesión del Correo estatal (1997-2003).

Gils Carbó, de su lado, ha sido encausada este año por "administración fraudulenta" por la compra de un inmueble para el ministerio fiscal.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, dijo el lunes en rueda de prensa que "era necesario un cambio en la Procuraduría". "Valoramos que dé un paso al costado", dijo Garavano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo