FOTO. Extraño caso de una joven que suda sangre desconcierta a los científicos

Desde hace tres años, la joven mujer ha presentado hemorragias en su rostro y en las palmas de sus manos.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Conmoción entre la comunidad científica ha causado el impactante caso de una joven italiana de 21 años. La mujer, sin presentar lesión alguna en su piel, suda sangre a través de sus poros. Su condición, sin embargo, es un misterio para los expertos.

El caso fue documentado por dos médicos de la Universidad de Florencia, Roberto Maglie y Marzia Caproni, quienes estudiaron de cerca los síntomas de la joven. Los resultados fueron publicados posteriormente en un artículo de la revista Canadian Medical Association Journal.

Los investigadores señalan que, desde hace tres años, la mujer ha presentado hemorragias en su rostro y en las palmas de sus manos. Estos episodios suelen tardar entre uno y cinco minutos, y pueden ocurrir mientras realiza actividades físicas, cuando se encuentra en situaciones de mucho estrés e incluso cuando duerme.

El padecimiento también ha orillado a la joven a aislarse socialmente y a experimentar un cuadro de depresión y trastornos de pánico.

Las causas, una incógnita

Desesperada por encontrar una solución al problema, la joven aceptó someterse a una serie de pruebas y observaciones. Los médicos le recetaron medicamentos contra la ansiedad y la depresión (como paraoxetina y clonazepam), con el fin de de descartar la posibilidad de que estuviera fingiendo la afección. El sangrado, no obstante, continuó.

Sangre Imagen ilustrativa. Foto: pixabay.com

Luego de los rigurosos análisis sanguíneos, los especialistas finalmente determinaron que la mujer sufre de una condición poco común, conocida como “hematohidrosis”. Esta consiste en la “descarga espontánea de sudor sanguíneo a través de piel intacta”.

Las causas concretas del padecimiento, sin embargo, aún se desconocen, pero los investigadores señalan que podría tratarse de una enfermedad sistémica o de un desorden psicogénico, como resultado de algún tipo de esfuerzo que activa el sistema nervioso simpático.

Creo que este caso es real”, dijo por su parte la doctora Jacalyn Duffin, hematóloga retirada, historiadora médica y profesora de la Universidad de Queens, en Ontario, Canadá. Aunque Duffin no trató a la paciente, exploró la historia de varios casos similares (y de este en particular) en un editorial publicado en la misma revista.

Para la especialista, estos casos comparten sorprendentes similitudes en la forma como ocurren: la mayoría de pacientes sudaban sangre de la frente, el cuero cabelludo, la cara, los ojos y las orejas. Otros presentaban dolor u hormigueo antes de la sudoración de sangre, y algunos sufrían dolores de cabeza o hipertensión.

Duffin aclara, no obstante, que aunque “es horrible de ver y de sufrir”, parece que esta condición no está asociada con otros problemas de salud.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo